Cartas de los lectores



Conducta legisladores

Señor director:
Los legisladores, mayoritariamente del PLD, han devenido en una cosecha cada vez más rechazada por los dominicanos/as, al punto que a muchos se les ve como una vergüenza su representación. Sus desaciertos personal e institucional así lo demuestran con actos de corrupción, prevaricación, falsedades, violencia, negación de manutención de hijos menores, deshonestidad, abuso de poder, privilegios, no transparencia, violación a las leyes, maltrato a sus parejas sentimentales, lenguaje depravado, extravagancias como las de la senadora Sonia Mateo y Reinaldo Pared Pérez, etcétera.

También: el mochilazo de la hermana del presidente Medina, enriquecimiento al vapor como el de Félix Bautista, otros que no han hecho su declaración jurada, mil millones de pesos en el aire, que dice Abel Martínez haberlos dejado en banco y según Lucia Medina lo niega. Ahora en la palestra pública Radhamés Camacho, miembro aventajado de la clase excelsa de los peledeistas y de los congresistas. Ahorita Camacho dirá que aprendió a pasar por el lodo sin enlodarse, pues es un hombre dichoso, que de profesor de aulas, pasa por la dirección de ADP, y directivo aventajado de Coopnama hasta llegar a la legión privilegiada de los congresistas, hoy exhibe bienes e inmuebles que lo hacen afortunado.

El, como otros muchos, solo necesitó certificarse como peledeista para aprobarlo como legislador sin tomar en cuenta su hoja de vida. Ascendió a presidente de la cámara de diputados porque el compromiso es con el partido, no con la sociedad.

Es muy amargo hablar así de un poder del Estado tan importante como el congreso, pero son ellos/as que lo han cualquierizado con sus acciones fuera de todos contextos Porque así es que operan; ahí está Camacho representando su hemiciclo en el Consejo de la Magistratura.

De un poder del Estado honorable, la politiquería lo ha cualquierizado hasta el más bajo nivel, porque los partidos, particularmente el PLD, se conducen de reversa, y por eso, en vez de bien, han hecho daño a esta sociedad. Los que son serios, transparentes, honestos y responsables debieran formar el Bloque de la Dignidad, compuesto por lo mejor de todos los partidos, y actuar en ese congreso del atraso como una agencia de oposición contra los desafueros de los diputados y senadores que avergüenzan a esta nación.

Atentamente,

Lic. Santiago Martínez