Cójanlo



Otros indicadores.-

Los parámetros para medir el progreso social se han prestado siempre a conjeturas. Las reacciones por aquí siempre que se habla del crecimiento económico, el incremento del empleo o la reducción de las desigualdades son solo una muestra.

La preocupación data desde hace tiempo, pero que sea la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) que retome la propuesta para que se revise el método solo confirma la escasa credibilidad que tienen las estadísticas. La OCDE considera que el PIB (Producto Interno Bruto) es insuficiente para evaluar la evolución económica, simplemente porque no toma en cuenta diversos aspectos del progreso y las desigualdades sociales.

En un informe preparado por el Premio Nobel de Economía, Joseph Stigrlitz, y otros especialistas, se recomienda a los Gobiernos usar parámetros que completen el PIB. Esto es no limitarse únicamente al incremento de la producción, sino ponderar cómo las políticas a los diferentes segmentos de la población y de qué manera contribuyen al bienestar.

Si no es el parámetro que se utiliza por aquí las autoridades deberían tomarlo en cuenta para sintonizar con las preocupaciones de la OCDE.