Cójanlo



Waldo Ariel Suero
Waldo Ariel Suero

Caso extraño

 

El expresidente del Colegio Médico Dominicano (CMD) Waldo Ariel Suero podrá ser un gremialista radical en sus posiciones y polémico, pero no por ello se debe ignorar su preocupación ni sus denuncias sobre el sistema de salud. Lo que acaba de exponer sobre el extraño cierre del Instituto Antirrábico, el único centro con que contaba el país para hacer pruebas sobre la mortal enfermedad, merece una aclaración.

Ahora se ha presentado el caso de un niño de seis años mordido por un perro con rabia en Pedernales y las pruebas ha habido que enviarlas a Atlanta, Estados Unidos, porque desde enero de este año el Antirrábico, sin explicación alguna, está cerrado.

Suero cita otros casos que disparan más la alarma sobre una decisión que desde su punto de vista plantea un retroceso en la vigilancia epidemiológica de la rabia y otras enfermedades.

En caso de que el centro resultara obsoleto, sin las condiciones para prestar servicios adecuados, antes que cerrarlo, lo sensato, como planteó el pediatra y cardiólogo, hubiera sido equiparlo. Con un mínimo de racionalidad los recursos dan y sobran para operar el Antirrábico.