Cójanlo



Vuelven caravanas

 

La reanudación de las caravanas de migrantes que parten de Centroamérica para Estados Unidos replantea la problemática económica, social y diplomática de la región. Tras un receso por las promesas y las restricciones que se habían dispuesto tanto en la frontera con México como con Estados Unidos, las caravanas vuelven a exponer el desempleo, la violencia y las carencias de miles y miles de familias centroamericanas.

Defraudados por el incumplimiento de promesas de empleos, los cabecillas del movimiento que ya está en el puente fronterizo entre Guatemala y México alertaron para que no se acepten propuestas de empleos ni ninguna oferta de las autoridades.

Los Gobiernos de Donald Trump y Andrés Manuel López Obrador habían acordado diferentes acciones para evitar las masivas emigraciones, pero tal parece que las medidas no han surtido sus efectos. México está decidido a frenar el paso de los emigrantes, compuestos por hondureños, salvadoreños, nicaragüenses y guatemaltecos, así como de otros países que procuran colarse, pero reconociendo que la crisis no es fácil de solucionar. Las caravanas son un verdadero desafío.