Como cada domingo



¿RD en los Platino?

Mucha la gente que desde dentro y fuera de nuestra industria del cine, se pregunta: ¿Por qué no estuvimos como nación productora de cine en los VI Premios Platino, celebrados el pasado domingo 13 de este mes en Playa del Carmen, Riviera Maya?

La pregunta puede tener muchas respuestas, pero hay que enmarcar sobre el área en que no estuvimos presente como país, a la de las nominaciones, porque en el espectáculo de gala en el Teatro Grand Textcho del hotel Xcaret-México, si tuvimos una digna representante, la actriz y productora de cine Nashla Bogaert, talento de los Premios Platino desde su primera entrega, en 2014, en Ciudad de Panamá.

Nashla cantó y bailó Bella Ciao (tema de La Casa de Papel) y lo hizo con gracia y belleza. RD estuvo allí y en la figura de esa mujer, el país estuvo hermosa y artísticamente representado.

Sobre la ausencia en las casillas de nominación, eso sí que es otro tema. Debió haber estado al menos Cocote (Nelson Carlo de los Santos) filme artístico, antropológico y experimental ganadora del Leopardo de Oro del Festival de Locarno 2018 (logro que no exhibió ninguna otra cinta de más de 60, las postuladas a la hermosa estatuilla diseñada por Javier Madrigal (indudablemente más bella que la de los Premios Oscar, Goya y Ariel).

Pero en todo premio hay una voluntad soberana e inapelable (sobre todo cuando es un asunto de gustos personales, y eso es muy poco discutible).

Nos corresponde insistir en hacer cine de calidad global, aun cuando sus temas sean locales y particulares. Nos corresponde prepararnos mejor, correr mejor por los trayectos de producción con mejores estándares. No hay que llorar ni deprimirse.

La única ruta es la que marca la persistencia. Este 2019 pinta prometedor en materia de cine de calidad: Actualmente está en pantallas Dos mejor que una (título horroroso que suplanto el poético Sol y Luna original) y que tiene calidad sobrada; está Colours (Luis Cepeda); estarán: La Barbería (Waddy Jáquez) y La Isla Rota (Félix Germán).