Semana

Como cada Domingo: RD y Premios Platino

Como cada Domingo: RD y Premios Platino

República Dominicana no logró estar, con las dos películas que tenía en la lista corta (previa a nominaciones finales) estar en la lista oficial de las producciones y talentos cinematográficos de las nominaciones definitivas de los VIII Premios Platino del Cine Iberoamericano.

Desde su primera ceremonia de gala, en Panamá el domingo 5 de abril de 2014,  los Premios Platino del Cine Iberoamericano,  no se ha consagrado la aspiración dominicana de estar en las nominaciones finales.

¿Se trata de un plan conspirativo de Egeda y Fipca contra República Dominicana? ¿Las películas dominicanas no tienen la calidad necesaria para estar en competencia?

No. Desde luego que, como dominicanos, estamos molestos, incómodos y reacios a aceptar que no estemos en nominaciones, sobre todo por el aprecio y el valor que profesamos todos por Mal paso (Héctor Manuel Valdez) y Cabarete (Iván Bordas) que lograron aparecer hasta el listado corta (short list) de los Premios Platino.

Estos premios fueron montados, tras su concepción,  por la Entidad de Gestión de Derechos de los Productores Audiovisuales (EGEDA), la Federación Iberoamericana de Productores Cinematográficos y Audiovisuales (FIPCA), con respaldo de las Academias de Cine Iberoamericanas, LatinArtist y los Institutos de Cine, para reconocer el cine de América Latina, España y Portugal, como la expresión audiovisual  de la región, crear y/o fortalecer el sistema de  estrellas (StarSistem) de la región, tal cual se ha producido con el cine norteamericano, europeo, africano y asiático.

No se trata de eso. El asunto es la fuerza de las marcas de cine de otros países hermanos.

Las cuatro nominadas a mejor película son:   la colombiana “El olvido que seremos”, (Fernando Trueba, Colombia), “La llorona”, (Jayro Bustamente, Guatemala), “La boda de Rosa” (Icíar Bollaín, España) y “Nuevo orden” (Michel Franco, México).

¿Cuál quitamos?  No las hemos visto todas, pero algún sentido ha de haber tenido el jurado para señalarlas. 

¿Cuál de esas quitamos para poner una dominicana, en este imaginario ejercicio?

José Rafael Sosa