Articulistas Opinión

De Salud y Otras Cosas: ¿Qué es un ataque de pánico?

De Salud y Otras Cosas: ¿Qué es un ataque de pánico?

César Mella, Psiquiatra

César Mella
[email protected]

Es una oleada repentina de miedo intenso, inesperada,  recurrente, donde el que la padece siente que “va a morir” y durante esos minutos catastróficos aparecen cuatro o más de las condiciones siguientes:

1.- Palpitaciones o aceleración de la frecuencia cardiaca. El paciente dice “siento que el corazón se me va a salir por la  boca”.

2.- Sudoración, que suele ser profusa.

3.- Temblor o sacudida.

4.- Sensación de dificultad para respirar o de asfixia.

5.- Sensación de ahogo.

6.- Dolor o molestias en el tórax.

7.- Náuseas o malestar abdominal.

8.- Aturdimiento, el paciente se siente mareado e inestable y puede desmayarse.

9.- escalofríos o sensación de calor.

10.- Parestesias ( es como un hormigueo o entumecimiento).

11.- Desrrealizacion . Es como que lo que ocurre alrededor del paciente no es real.

12. Miedo a  perder el control, el juicio o de volverse loco.

13.- Miedo a morir.

Es una condición que se  presenta hasta en el 2 al 3 % de la  población, principalmente en adultos.

No se trata de la ansiedad común, de la preocupación  hipocondriaca  ni de un ataque de ira.

Se ha descrito que los ataques de pánico suelen asociarse a traumas  infantiles como abusos físicos y violaciones sexuales.

Los usuarios de drogas y los fumadores están más predispuestos a  los ataques que  la población general.

Esta situación no discrimina sexo.

Si se ha probado que se relaciona con persona que han intentado suicidarse en el marco de la desesperación que originan los episodios.

La gente falta al trabajo y a la escuela, se abstiene de acudir a espectáculos en lugares abiertos cuando se asocia a agorafobia.

Es indudable que los A de P  reducen la calidad de vida.

El trastorno bipolar y la depresión mayor se asocian a A de P.

Se sabe que descargas  bruscas de noradrenalina ( un neurotransmisor que se produce en las glándulas suprarrenales) intervienen en el ataque.

Como los ataques de pánico son recurrentes el paciente inicia una gira por las emergencias y por diferentes especialistas, sobre todo, los cardiólogos.

Lo preocupante es que son despreciados en las salas de urgencias: “póngale un diazepan en  la nalga”; después de tomar la tensión arterial un despreocupado médico que a lo mejor quemó la asignatura de psiquiatría le dice : “ usted  no tiene nada, eso es nervioso , ponga de su parte”.

Después de su peregrinar de varios meses llega con un cajón de medicinas donde el psiquiatra  a ver si le encuentran algo.

Manejo:

Historial detallado de su vida, su infancia, la personalidad, el papel simbólico que juegan estas crisis y las comorbilidades , es decir , a qué se asocia el A de P.

Ejercicios de autocontrol y de relajación.

Uso de benzodiacepinas con antidepresivos, de preferencias los llamados IRSS ( inhibidores selectivos de la re captación de  serotonina), es decir, neuromoleculas que facilitan que la serotonina  actúe eficazmente en la unión ( sinapsis) de las células del cerebro (neuronas) y medicinas especificas en el control de ansiedad.

Cambio en el estilo de vida y psicoterapia cognitivo conductual (es decir modificación del pensamiento).

El pánico acecha vaya directo al psiquiatra.

Fuente: DSM-V. Manual para diagnosticar quebrantos mentales de  la Asoc. De Psiq E.U.  (APA). Última Edic.

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos