Articulistas

El Ejército a la frontera

El Ejército a la frontera

Manuel Fermín

Insisto y es cierto: el país está bajo ataque migratorio fríamente calculado, bien dirigido y en forma sistemática con un propósito único: hacernos iguales a los haitianos, y de hecho, la mejor forma de lograrlo es vaciando Haití aquí. Los haitianos han dañado su país y también dañarán el nuestro,  mientras la mayoría del pueblo dominicano con suicida inconsciencia no ha alcanzado a discernir la gravedad de la historia tumultuosa de estas dos naciones que comparten La Española.

Hay en evolución constante un anarquismo haitianizante a través del vientre prolífico de las parturientas haitianas ¡que se nos irá la República!, y al final cuando la población haitiana alcance niveles de casi igualdad a la dominicana tendremos alternancia de presidentes de ambas mayorías.

Hay que dirigir todo el Ejército a la frontera con Haití por diferentes razones: control migratorio y de las operaciones, combatir la despoblación, es decir, dar un impulso demográfico y económico y una inyección de juventud a la zona.

Sellar la frontera mudando las cinco brigadas visto el desorden de bandas terroristas armadas en el vecino país;  intervenir y preservar una  zona de exclusión para proteger la frontera y las familias haitianas que están sin protección en esa díscola nación.

Claro, si los organismos regionales o globales no aplican el multilateralismo y estabilizan ese caos nuestro Estado aplicaría el unilateralismo como última y única opción. Israel hubo de hacerlo en Líbano ante el terrorismo de la OLP, Hezbola y Hamas al poner en peligro su seguridad y de familias cristiano-libanesas.

Similar idea tuvo el presidente Trump para sellar la frontera con México enviando 250 mil soldados por su porosidad al delito. Si se reflexiona, sería imprudente esperar que esta anarquía migratoria no tenga otro objetivo.

Manuel Fermín

Manuel Fermín