Articulistas

Enfoque semanal

Enfoque semanal

Jerez Whisky

Estrella, un excelente presidente del Senado.-

El Partido Reformista fue fundado por su mentor y guía el fenecido doctor Joaquín Balaguer, en San Juan de Puerto Rico en el año de 1964 y tuvo como su guía en esta capital a su primer vicepresidente licenciado Francisco Augusto Lora, cuando su sede estaba en la calle 30 de Marzo, ha venido en baja con el tiempo, y que no logró ni el 5% de los votos depositados en los comicios del pasado 5 de julio del 2020, lo que fueron ganados por su candidato presidencial Luis Abinader.

No obstante haber devenido en una minúscula entidad, pues logró 3 senadores además de un pequeño grupo de síndicos y regidores en dichos comicios, todavía conserva el respecto de una porción considerable de sus conciudadanos que recuerda con agrado los fructíferos 22 años del doctor Joaquín Balaguer.

Los balagueristas igualmente se ganaron las simpatías de una parte apreciable del PRM Y su candidato Abinader, una demostración de lo cual es que los perremeistas cedieron la presidencia del Senado al ingeniero reformista por Santiago Eduardo Estrella.

Eduardo Estrella Virella Nació el 5 de junio de 1953, en Santiago de los Caballeros. Hijo del mayor general Guarionex Estrella Sadhalá y de Mabel Elisa Virella de Estrella.

Nieto del general Piro Estrella, además del mártir Salvador Estrella Sadhalá, participante en la conjura que dio al traste con el ajusticiamiento del tirano Rafael Leónidas Trujillo Molina, igualmente participando, Luis Cáceres Michel, General Retirado Juan Tomás Díaz y su hermano Modestos Díaz, Antonio de la Maza, y los ingenieros Roberto Pastoriza, y Huáscar Tejeda, entre otros merecedores del reconocimiento popular.

La hoja de servicio público y social de Estrella tiene poca comparación en la historia moderna dominicana. Fue designado secretario de la Embajada Dominicana de Ciudad de México en el año 1972 fue electo Suplente a Síndico de Santiago de los Caballeros en el periodo 1986-1990; se desempeñó como subsecretario de Estado (viceministro) de Obras Públicas y Comunicaciones entre 1986 y 1990; fue designado director ejecutivo del Instituto Nacional de Agua Potable y Alcantarillado (INAPA) entre 1990 y 1991; y secretario de Estado (ministro) de Obras Públicas y Comunicaciones entre 1991 y 1994.

Como secretario de Obras Públicas y Comunicaciones, supervisaba personalmente todas las obras que se ejecutaban y a los mantenimientos en todo el país. En su gestión se le otorgaron obras a ingenieros, arquitectos y maestros constructores, sin importar sus preferencias políticas.

Por: Jerez wisky
[email protected]

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos