Editorial

Gobiernan juntos

Gobiernan juntos

Carta de los lectores

Los datos de cómo se resolvían los conflictos y pactos partidarios en los tiempos de Domingo Batista se perdieron en el tiempo.

Llegado Juancito (Juan de los Santos) al poder municipal supo siempre pactar con el partido de oposición hasta el punto que en Santo Domingo Este no apareció lucha política por la alcaldía hasta la irrupción de Manuel Jiménez.

El repentino gobierno de Alfredo Martínez se alzó a golpes y porrazos gracias a un pacto que se hizo entre un segmento del PRM y el PLD hasta el punto que  el 30% de la empleomanía era militancia perremeísta y es conocido que hasta directores con fuertes vínculos al partido, en teoría, de oposición, gobernaron junto a Él Cañero.

Se comenta que el compromiso de Manuel Jiménez con el PRM fue de un 70% y, según se sabe a ciencias ciertas el reparto lo dejó al propio partido pues él no tiene cargos en la directiva de una organización tan compleja.

Cuando eventualmente se comenzó la sustitución de personas del anterior gobierno a veces no se podían desvincular por tener vínculos partidarios o «antiguos» con los «recién llegados».

El propio alcalde aseguró en un audio que se «filtró» de una reunión entre regidores PRM, Manuel Jiménez y presidente del partido, Paliza, que todos ellos llegaron  gracias al voto de todos, que junto al PRM había gran cantidad de votos de la propia oposición. El discurso partidista en Santo Domingo Este es una farsa.

En cada institución los principales colocan no por compañerismo y menos, por militancia, sino por conveniencia. Es sabido incluso que muchos de los empleos que bajaron en este gobierno terminaron en puestos ocupados por la falsa oposición por compadreo o familiaridad como ocurrió antaño en tiempos del PLD… lo mismo.

Las estructuras de mando de un gobierno en República Dominicana no son precisamente partidistas, sino de personas de confianza y el tema es tan complejo que se puede asegurar que casi todos los escándalos que han aparecido en este gobierno no salen de la oposición sino que han sido de orígenes internos, como  los que hoy entregan información y permiten crear expedientes contra el gobierno pasado muchos son militantes morados… aun, o recién verdes que al final es lo mismo.

En Santo Domingo Este manda la familiaridad pues en el contexto político cada quien tiene su gente y esto se coloca siempre por encima de la simple y lineal militancia.

Por: Fernando Buitrago

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos