Cójanlo

Gran alivio

Gran alivio

El petroleo

De momento lo más importante resulta proteger a los consumidores frente al impacto negativo de la exorbitante alza del petróleo y sus derivados en los mercados internacionales.

Pero el presidente Luis Abinader, si bien ha sido comedido en las acciones que ha adoptado contra la inflación, tiene que maniobrar con mucho tacto para evitar desajustes perturbadores.

Produce un gran alivio la aclaración de que están identificados los recursos para financiar las medidas que se han adoptado para lidiar con la actual coyuntura de tensión e inflación.

Es obvio que en lugar de cerrar filas para minimizar los efectos de las alzas del petróleo, los alimentos y las materias primas hay sectores  empeñados en pescar en río revuelto. Sobre todo con propósitos políticos.

Pero también hay señalamientos dignos de ponderarse. Abinader anunció que el Gobierno mantendrá los precios de los combustibles al nivel del 4 de marzo cuando el barril de petróleo oscile entre 85 y 115 dólares, reducirá a tasa cero los aranceles a 13 productos e incrementará los subsidios directos a través del Intrant. Son medidas coyunturales, con la incógnita de que el final de la crisis no tiene fecha.

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos