Guayaberas o chacabanas: Amor al primer vestir



chaca1

SANTO DOMINGO.- La guayabera, en República Dominicana se le llama chacabana y guayaba, muy usada durante los calurosos meses del verano, tan original y propio de todo el Caribe, últimamente, en eventos protocolarios y elegantes.
No solamente en la América Latina, si no en otros lugares, también, han reclamado a esa vestidura como original de esos países, especial en Mérida, México. Sin embargo, Cuba ha demostrado cuán erráticos están todos, pues, la sencilla camisa se originó en la Perla de las Antillas.
Las guayaberas son confeccionadas en algodón, lino, seda o en telas sintéticas. Generalmente, al vestir, su influjo se convierte en amor a primera vista, de color blanco, fresca, cómoda y elegante, se usa por fuera del pantalón y puede ser de mangas largas o cortas.
Por lo general, tienen cuatro bolsillos al frente, dos hileras de alforzas en el pecho, tres en la espalda y pequeños botones.

chaca2
Historia
Estas camisas se originaron en Sancti Spiritus, Cuba, ciudad fundada por Diego Velázquez en 1514, siendo ésta la sexta villa establecida en la isla.
Corría el año 1709 cuando llegaron a dicha ciudad, procedentes de Granada, la bella y cronista ciudad andaluz, José Pérez Rodríguez y esposa Encarnación Núñez García. José era de oficio alfarero. Al poco tiempo de haber llegado a Sancti Spiritus, ya se había construido una nave en las márgenes del río Yayabo, el cual cruza la parte sur de la ciudad de oeste a este.
José en corto tiempo en su alfarería (o tejar), recibe tejidos de sus familiares desde España. Encarnación (su esposa) luego de pruebas ideó una pieza original y los guajiros (campesinos) de la comarca, viendo la economía comenzaron a usar la prenda de vestir.
Los espirituanos-antes guayaberos- de Sancti Spiritus, que provenían del río guayabo, o vestimenta guayabera. De esta costumbre, nació el nombre de guayabera, sustituyendo al de yayabera. Igualmente, la cuarteta trovadoresca local: “…y la llaman guayaberas por su nombre tan sencillo por llenarse los bolsillos con guayabas cotorreras”.
Las guayaberas o chacabanas: El tiempo permitió variaciones y estilos. Es significativo que durante las guerras de independencia de Cuba, del 1868 hasta 1898; los venerables veteranos las usaban como puro símbolo de patriotismo, y en su pecho colgaba la bandera tricolor con estrella solitaria y la medalla de oro que los distinguía como libertadores. El general Calixto García y sus ayudantes de guerra usaban esa vestimenta.
“Durante las luchas libertadoras, los españoles consideraban ejecutar-traición al cubano que usara una guayabera con este diseño y eran inmediatamente fusilados.”
El primero de julio, el gobierno de la República de Cuba, celebra el Día de la Guayabera, ya que en esa fecha fue el nacimiento del poeta cubano Juan Cristóbal Nápoles Fajardo, 1829-1862. Escribió varias décimas cubanas.
El 7 de julio del 1494, el almirante Cristóbal Colón asistió a la primera misa en el continente, oficiada en Sancti Spiritus. El famoso Grito de Sancti Spiritus, en agosto 15. Se recuerda el 1514, donde el reverendo Fray Bartolomé de las Casas, en presencia del gobernador Diego Vázquez de Cepeda, comenzó a declararles a los españoles, la ceguedad, injusticias y crueldad que cometían con los inocentes y mansos indios. Esta es la primera defensa en América de los aborígenes.
Sancti Spiritus fue la cuna armada contra la colonia española y sofocada con el asesinato del rebelde Hernán López y otros correligionarios.
Planes y preparativos fueron la fuente de la expedición del nuevo mundo, al nombrar el gobernador Vázquez de Cepeda a Hernán Cortés Monroy Pizarro Altamirano como jefe de esta histórica incursión con trescientos hombres y seis navíos, el 8 de noviembre del 1518.
Provincia Peravia
Otra región que reclama el origen de la guayabera o chacabana es Baní, en República Dominicana, por su arraigada cultura de recolección de guayaba en sus tierras.
Esta teoría respalda que el vestuario llegó a Cuba a través del generalísimo Máximo Gómez Báez. En tanto, Mérida se ha atribuido a Pedro Mercader Gauch, español.
Hacia finales del siglo XIX, yucatecos (Yucatán) desarrollaron su propia manufacturera. Así se reproduce el slogan: Yucatán es la puerta de mundo Maya y Mérida es la capital mundial de las guayaberas.
Se frasea que a través del intercambio comercial, la prenda llega a las islas del Caribe y a Filipinas en el galeón de Manila.
Los veracruzanos (Veracruz), y los jarochos la tenían como indumento regional. En fin, los maquiladores asiáticos recibieron el impulso del gobierno de Luis Echeverría Álvarez, presidente de México desde 1970 a 1976, en sus visitas oficiales al extranjero.
Todo este elocuente poemario añoso, del briscado y apacible culto al vestir latino es la aquiescencia de nuestra ecléctica raíces hispanoparlantes.

chaca3