Primera Fila

Inversión

Inversión

La planta de gasoil sintético que construirá una empresa estadounidense en Mao es una saludable inversión que contribuirá con el desarrollo de la zona y del país.

 La obra es resultado de la gestión de la embajadora en Washington, Sonia Guzmán, cuya misión  es un buen ejemplo.

 Por sus diligencias también se consiguió que legisladores estadounidenses desistieran del proyecto para gravar las exportaciones de tabaco. La firma Ridge Partners invertirá 215 millones de dólares en la planta para producir cerca de dos millones de galones mensuales de gasoil sintético, que se elaborará a base de desechos.

Los desechos, según la diplomática, serán comprados a munícipes de Jaibón, Laguna Salada. Además de eliminar 500 mil toneladas de dióxido de carbono cada año.

Con la instalación se crearán 220 empleos. Esa planta sería una valiosa contribución para el desarrollo.

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos