Juegos  azar RD mueven $100 millones diarios



Es evidente que, los juegos de azar son juegos en los cuales las posibilidades de ganar o perder no dependen de la habilidad del jugador, sino exclusivamente del azar, la suerte y de un destino pobre e incierto.

De ahí que la mayoría de ellos sean también juegos de apuestas cuyos premios están determinados por la probabilidad estadística de mil uno en acierto por la combinación elegida.

En República Dominicana las lotería, lotos, carreras de caballos, peleas de gallos y bancas de apuestas deportivas mueven alrededor de 100 millones de pesos diarios.

Mientras menores sean las probabilidades de obtener la combinación correcta, mayor es el premio, porque aumenta el riesgo.

Hasta la fecha, el premio más elevado otorgado por un juego de azar se ha dado en Estados Unidos, en 1998, con 295 millones de dólares, en nuestro país el más elevado llegó a 60 millones.

Los conflictos

El mercado del juego se ha visto amenazado en los últimos meses debido a los conflictos entre competidores, que ha provocado que algunos casos lleguen a los tribunales. Los dos más recientes fueron de las empresas Virgilio Sport y King Sport, quienes acusaron ante la justicia a Drean Sport que comprarles varias bancas de apuestas y luego no honrar los pagos.

Producto de esos conflictos, la semana pasada fueron realizados varios embargos sobre bienes de Dream Sport en el Cibao, atendiendo a una sentencia de la Primera Sala de  la Cámara Civil y Comercial del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Nacional.

Otro conflicto en el que está envuelto la empresa extranjera es el reclamo de Virgilio Sport, del pago de una deuda de varios millones de dólares por no cumplimiento del pago de varias bancas adquiridas a crédito a ese consorcio.

 Estas ventas generaron un escándalo a partir de la denuncia realizada en el programa El Informe con Alicia Ortega.

En la actualidad el caso está en los tribunales y envuelve no solamente una cantidad significativa de dinero sino la credibilidad de una empresa de recién instalación en el país.

Para ofertar premios no basta con la solvencia económica, lo moral también tiene su peso, de modo que las autoridades debieran preocuparse porque los conflictos de este tipo se resuelvan con el más elevado nivel de transparencia.

Estudios realizados por entidades No Gubernamentales, señalan que para el año 2008, las bancas de lotería triplicaban el número de centros educativos en el país.

Cinco años des pués y pese a una ley que prohibe su instalación por una década, el mercado de los juegos de azar, crece indiscriminadamente, aun cuando la ley lo prohibe y frente a la mirada indiferente de quienes están llamados a regularlo.

Wilson de los Santos, presidente de Fenabanca, dijo recientemente que las   bancas de loterías se han incrementado en más de 15 % en el último año, quien dijo además que por cada banca legal que tiene el país, unas 22 mil, existen dos ilegales.

Como la ley 139-11 congela por 10 años la expedición de nuevas franquicias, la compra de 500 bancas deportivas y 1,200 de loterías fue la salida que encontró la compañía canadiense para crear la plataforma para el sorteo de “El Gordo iberoamericano”, pero ahora los vendedores la acusan de no pagar el dinero convenido, por lo que llevaron sus casos hasta los tribunales dominicanos.

 Esperanza

Por su amplia variedad, el mercado del juego se ha convertido en una fuente importante de generación de empleos y aportes al fisco. Sin dejar de reconocer que los juegos de azar son el impuesto a la esperanza que paga la gente.

Aunque también haya mucho  que lo hagan más por diversión que por necesidad de darse con unos buenos pesos.

  El sorteo de la empresa extranjera cuenta con el auspicio de la Lotería Nacional. Si se agregan los empleados de otras loterías y de las carreras de caballos, son miles y miles las familias que subsisten de l mercado de las apuestas en un país donde se juega hasta a la picada de ojo.

Los fraudes

En el programa televisivo “El Informe” se denunció que un empleado de la Dirección General de Impuestos Internos fue despedido de su cargo por realizar inscripciones de bancas fuera de la ley.

Hasta la fecha, la institución recolectora ha encontrado más de 800 inscripciones fraudulentas.