Editorial Opinión

Los apagones

Los apagones

Las causas de los apagones parecían difusas ayer cuando el ministro de Hacienda negó que fuera por falta de pago a generadores y el administrador de Edesur rechazó negligencia de las Ede, por lo que el sargazo en Haina quedó como único motivo porque perturba el enfriamiento de la caldera y turbinas de las plantas Itabo 1 e Itabo 2.

El ministro de Energía y Minas agregó a la ola de calor como otra de las razones que provocan largas interrupciones en el suministro de energía eléctrica, porque ha provocado un incremento de la demanda equivalente a tres mil 200 megavatios, casi igual a lo que produce una de las unidades de Punta Catalina.

Pese a que las tandas de apagones de hasta 12 horas han causado irritación y movilizaciones en sectores del Gran Santo Domingo y en gran parte del resto del país, a principio de la tarde de ayer las explicaciones desde el Gobierno oscilaron entre la imprecisión y la evasiva.

El director de la Distribuidora de Electricidad del Sur (Edesur), Milton Morrison, llegó a decir que las Ede sólo pueden colocar en redes la energía que les consignan, en tanto que el titular de Hacienda, Jochi Vicente, dijo que el Gobierno no tiene deuda con el sector generador. Fue el ministro de Energía y Minas, Antonio Almonte, quien pudo arrojar algo de luz, al referirse a las causas y posible solución de los tediosos apagones, al atribuirlos a la ola de calor y a la salida por mantenimiento de varias plantas generadoras.

El complejo Itabo, que genera 150 megavatios, anunció la reintegración al sistema de sus dos plantas, después de retirar toneladas de sargazo acumuladas en las costas de Haina, lo que impedía almacenar agua en su planta de desalinización para enfriar las calderas y turbinas de sus dos plantas de generación. Almonte ha ofrecido la noticia de que desde ayer mismo ingresarían a la producción una serie de generadoras que aportarían más de 400 megavatios, con los cuales casi se ayudaría a cubrir el déficit de generación que estimó en 700 megavatios.

Ojalá que, como ha prometido el ministro de Energía y Minas, la agonía de los apagones se conjure a más tardar el lunes, lo que ayudaría a despejar el difuso panorama dibujado por otros funcionarios en torno a un asunto tan serio.

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos