Los suecos consiguen embotellar el sol

Los suecos consiguen embotellar el sol


SUECIA, Yahoo Noticias.- Suecia está a punto de exportar otra idea genial al mundo. Por si los coches Volvo, los discos de Abba o los muebles de IKEA no fuesen suficientes para amar al país nórdico, ahora nos sorprenden con energía solar embotellada. ¡Como lo oís!

Y es que un equipo sueco de científicos de la Universidad Tecnológica Chalmers en Gotemburgo, acaba de anunciar el desarrollo de un fluido capaz de capturar parte de la energía del sol y conservarla hasta 18 años. Y lo mejor es que este combustible termosolar, puede reutilizarse una y otra vez y en el proceso no emite nada de CO2. ¡Si logra perfeccionarse será sin duda otro clavo en el ataúd de los combustibles fósiles!

Si no estáis familiarizados con el concepto, un combustible termosolar es como una pila recargable, solo que en lugar de electricidad almacena energía fotoquímica, que luego puede liberarse a demanda. El que han desarrollado los suecos es una molécula líquida compuesta por carbono, hidrógeno y nitrógeno, en el que llevan más de un año trabajando.

Al parecer esta molécula adopta dos estados químicos, y para que lo entendáis podríamos pensar en una especie de Bruce Banner y Hulk. En el tejado de la universidad Chalmers, los responsables de este hallazgo han montado un prototipo para probar su funcionamiento. Una bomba hace circular el fluido a través de tubos transparentes. Cuando la luz ultravioleta excita las moléculas del fluido este pasa a un estado “energético” (es decir Hulk).

¿Cómo sucede esto? Bien, al parecer la luz reestructura los enlaces entre los átomos de C, H y N del fluído, convirtiendo un compuesto llamado norbornadieno en otro isómero llamado cuadriciclano.

Como una presa cautiva en una trampa, el cuadriciclano (Hulk) almacena la energía robada al sol en sus enlaces químicos, más fuertes que los del norbornadieno (Bruce Banner), incluso aunque descienda la temperatura.

¿Y cómo pasamos del estado más energético al más relajado? Según puedo leer, cuando se necesita energía (por ejemplo de noche, o en invierno) se hace pasar al fluido a través de un catalizador basado en el cobalto. Esto hace que Hulk vuelva a ser Bruce Banner tras liberar energía térmica suficiente como para elevar la temperatura 63ºC.

Si el combustible termosolar está a temperatura ambiente (es decir alrededor de 21ºC) se eleva rápidamente hasta los 84ºC, más que suficiente para calentar nuestros hogares y lugares de trabajo. La idea es simplemente genial, porque como había adelantado, el ciclo puede repetirse en innumerables ocasiones. Sus creadores dicen que después de 125 ciclos no se apreciaba degradación significativa ni en el fluido ni en el catalizador.

Ah, si eres de los que ya estás ahorrando energía con las baterías eléctricas que vende Tesla (de las que os hablé hace tres años) deberíais saber que el combustible sueco puede almacenar hasta 250 vatios-hora de energía por kilogramo. Eso es prácticamente el doble de capacidad energética que las baterías diseñadas por Elon Musk. ¡Genial verdad!