Pulsaciones

Magnicidio Haití: En el limbo

Magnicidio Haití: En el limbo

Al cumplirse mañana dos meses del asesinato del presidente de Haití, Jovenel Moïse, las incógnitas sobre un crimen todavía impune no han hecho más que incrementarse.

Las investigaciones de las autoridades haitianas para establecer responsabilidades sobre el magnicidio, más que luces, han arrojado confusiones. Pero también el papel del Buró Federal de Investigaciones (FBI) de Estados Unidos, que en principio colaboró con las pesquisas, pero que luego se retiró sin explicación alguna.

Sorprende también la indecisión de las Naciones Unidas sobre la solicitud del Gobierno haitiano para que colabore en las investigaciones para dar con los autores materiales e intelectuales y determinar las causas de un asesinato que trilla los senderos de la impunidad.

Moïse fue acribillado el 7 de julio en el interior de su residencia y rematado con un tiro de gracia en la frente. Durante el atentado su esposa Martine sufrió una herida de bala en un brazo.

La viuda, de quien se afirma que se postulará en las próximas elecciones, ha afirmado que los asesinos de Moïse no han sido capturados y que se pasean por las calles.

El día del crimen el mandatario habría llamado por teléfono a los encargados de seguridad para que lo socorrieran porque lo iban a matar, pero todas esas informaciones se han quedado en el aire.

Es por demás inconcebible que a estas alturas no se tenga la certeza de si con el limbo en que está se encubre a los responsables o las reales causas de un asesinato que bajo ninguna circunstancia debe quedar impune.

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos