Articulistas

Más causas de feminicidios

Más causas de feminicidios

Susi Pola

Nuestra cultura, juzgadora, inclusiva y discriminadora, tiene consecuencias graves para las mujeres y sus muertes violentas solo por serlo.

Las personas en el entorno, la comunidad, las instituciones sociales y administrativas, si responden a la cultura que nos cría, precipitan la comisión de feminicidios. Familias que niegan apoyo “hasta que no se arreglen” … “aguanta que todos son así” … “es el padre de tus hijos” …” Es así si bebe” …etc. Comunidad que aprendió que,” en pleito de marido y mujer” …” a ella le gusta porque vuelve con él” …y oyen golpes y gritos, pero no responden.

Autoridades que sirven en el sistema legal y revictiman, minimizan y hasta negocian consciente o inconscientemente con el agresor. Son parte del problema.

Jueces estimulan crímenes
Para ejemplo reciente, el de Joevely Fernández Aquino, degollada el 11 de agosto pasado en Santiago, por su expareja Dalvin Paulino Rosario, quien había cometido “violencia verbal y física agravada con intento de homicidio” contra la víctima, siendo apresado entonces. Ya tenía un prontuario de violencias y conductas antisociales, pero recibió en diciembre pasado la libertad condicional por garantía económica por el Juez Cirilo Salomón Sánchez, de la Oficina Judicial de Servicios de Atención Permanente del Distrito Judicial de Santiago, decisión apelada por la Fiscalía desde el mismo 24 de diciembre de 2021. Y con la solicitud de apelación sin respuesta aún, el pasado 11 de agosto, el agresor favorecido, cometió el feminicidio 8 meses después.

Si quienes sirven en el Poder Judicial no entienden el fenómeno de la Violencia de Género contra las Mujeres, VGCM, van a ser causa de feminicidios. El juez/a, no está para juzgar a partir de sus propios patrones socioculturales y toda persona ubicada en la ruta a recorrer por una víctima tiene que haberse despojado de sus propias miserias para no agravar la situación de quienes acuden a la justicia.

El Poder Judicial no puede seguir siendo riesgo de feminicidio y tiene que aplicar su política de prevención, empezando por el ejercicio de jueces y juezas. En casos de VGCM, los recursos de libertad tienen que se limitados y hasta nulos, cuando hay precedentes graves y, sobre todo, quien presida y/o forme parte de un Tribunal tiene que conocer la profundidad y complejidad socio cultural de estas violencias específicas, que corresponden a la mayoría de los casos que llegan a la justicia.

Porque, un/a servidor/a de la justicia, no puede ser el peligro que determine un crimen peor. ¡No por ignorancia y desconocimiento!

Susi Pola

Susi Pola