Actualidad

Más de 14 mil kilos de drogas incinerados en este año

Más de 14 mil kilos de drogas incinerados en este año

Santo Domingo.- En lo que va de año  se han incinerado más de 14,785 kilos de droga, con un 74.44% de cocaína, 25.37% de marihuana y el resto de crack, heroína y éxtasis, según los registros de la  Procuraduría General de la República.

La información se ofreció esta mañana  después de incinerar  más de 338 kilos de droga que corresponden a 533 casos que se  recibieron en  los laboratorios  del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif).

El total de la destrucción fue de 338 kilos, 655 gramos y 105 miligramos, con un 66% de marihuana y 33.8% de cocaína, que fueron decomisadas en diferentes provincias del país por miembros de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) en coordinación con el Ministerio Público.

El reporte del Inacif las autoridades incineraron 223 kilos, 559 gramos y 109 miligramos de marihuana; 114 kilos, 473 gramos y 839 miligramos de cocaína; 541 gramos y 631 miligramos de crack; 62 gramos y 566 miligramos de éxtasis, así como 17 gramos y 960 miligramos de tramadol.

También se  destruyeron un kilo, 639 gramos y 364 miligramos de sustancias que resultaron negativas luego de ser analizadas en los laboratorios del Inacif.

El director del Inacif, ingeniero Francisco Gerdo, comunicó que las provincias con mayor cantidad de sustancias incautadas en la última semana figuran Dajabón, Santo Domingo, Barahona, Elías Piña, San Juan, Santiago, La Vega, San Cristóbal, Distrito Nacional, Peravia, La Romana y Duarte.

Además, Monseñor Nouel, La Altagracia, Independencia, Puerto Plata, Monte Plata, Montecristi, San Pedro de Macorís, Samaná, Bahoruco y El Seibo.

La quema de las sustancias se realiza cada semana en las instalaciones de la Primera Brigada de Infantería del Ejército de República Dominicana, cumpliendo con lo que establecen los artículos 33 y 92 de la Ley 50-88, Sobre Drogas y Sustancias Controladas, y el artículo 26, acápite 3, de la Ley Orgánica del Ministerio Público.

La droga es incinerada  en presencia de representantes de la DNCD y del Ministerio de Salud Pública, entre otros organismos.

El Nacional