Más de 200 mil personas van cada mes a los 14 mercados fronterizos



Mercado Fronterizo de Dajabón Transcurrió Normal

A pesar de las expectativas creadas a tempranas hora del día de hoy, el mercado fronterizo de Dajabón realizó sus operaciones de manera normal.
Las puertas de ambos lados de la frontera se mantuvieron abiertas sin dificultades. 29 / 11 / 2013. HOY, Nelson Alvarez.
Mercado Fronterizo de Dajabón Transcurrió Normal A pesar de las expectativas creadas a tempranas hora del día de hoy, el mercado fronterizo de Dajabón realizó sus operaciones de manera normal. Las puertas de ambos lados de la frontera se mantuvieron abiertas sin dificultades. 29 / 11 / 2013. HOY, Nelson Alvarez.

Los mercados fronterizos están considerados la principal actividad comercial del país, aunque operan sin un marco legal, sólo sustentado en las costumbres de cada comunidad.

Allí se reunen al menos dos veces cada semana, alrededor de 60 personas entre dominicanos y haitianos, en procura de comprar o vender algo, que puede ser comida, ropa, zapatos, etc.

Esto supone una amplia labor de seguridad militar que la ofrecen soldados de República Dominicana, en la franja de 391 kilómetros.

Un total de 14 mercados se realizan en la frontera, pero los principales se desarrollan en Jimaní, Elías Piña, Pedernales y Dajabón, este último es el de mayor actividad comercial según el Proyecto de Desarrollo Local Transfronterizo (PDLT), del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) con el auspicio de la Unión Europea en el marco del Programa Binacional en el año 2015 establecieron que tiene operaciones comerciales alrededor de 150 millones de pesos semanal entre las operaciones de los mercados que se realizaron los lunes y viernes, incluyendo las mercancías que se transportan camiones y furgones desde la zona del Cibao y otras localidades del país.

El mercado es Dajabón es visitado por 30 mil personas los días de feria, donde los haitianos venden zapatos, ropas nuevas y usadas, perfumes, y los dominicanos les venden a los haitianos todos los productos de canasta familiar, inclusive ganados vivos, según el mismo estudio de la Comunidad Económica Europea.

Otro mercado fronterizo con gran actividad comercial se realiza en Jimaní provincia Independencia, debido a que por ese lugar entran a Haití los camiones y furgones que salen desde el gran Santo Domingo con destino a Puerto Príncipe que incluyen materiales de construcción, harina de trigo, medicamentos, platicos entre otros artículos.

En estos lugares las Aduanas sustentada en la Ley 3489 cobra sus impuestos y los inspectores de Migración operan con la Ley 285-04 regulando la entrada y salida de los inmigrantes, mientras los ayuntamientos de cada municipio cobran por los espacios que ocupan los comerciantes, pero no existe ninguna disposición legal que regule estas operaciones comerciales.

En estos lugares comerciales la seguridad está a cargo del Cuerpo Especializado de Seguridad Fronteriza (CESFRONT) quienes están atento a impedir la entrada de productos adulterados y resolver cualquier diferencias que ocurra entre comerciantes y clientes.

Este organismo militar fue creado por el decreto 325-2006, el 8 de agosto del 2006, para cumplir la misión de controlar toda la franja fronteriza y evitar la penetración a suelo dominicano del crimen organizado tales como terrorismo, tráfico de armas, narcotráfico, migración ilegal, trata de personas y contrabando de mercancías y daños al medio ambiente.

Pero, en los puestos que no están controlados por los miembros del Cesfront, la seguridad de los mercados fronterizos está a cargo de los militares del Ejército de la República Dominicana de la 5ta., 3ra. y 4ta, destacados en la frontera, según explica el director de Operaciones Conjunta del Ministerio de Defensa, general Santo Domingo Guerrero Clase.

Origen del mercado

Fue durante el gobierno de Salvador Jorge Blanco, el 16 de Agosto del año 1983, en ocasión del día de la Restauración, cuando se ordenó que abrieran la puerta de la frontera para permitirle a los dominicanos visitar Haití en su condición turista, iniciativa que se hizo tradición todos los años.

Al resultar derrocado el presidente Jean Bertrand Aristide, el 30 de septiembre de 1991 por un golpe de Estado dirigido por el general Roul Cedras y enviado al exilio, los organismos internacionales establecieron sanciones al Gobierno de Haití, creando una crisis de gran magnitud.

Ante esa realidad el gobierno dominicano, presidido por Joaquín Balaguer autorizó un mercado humanitario para permitiéndole a los haitianos entrar a Dajabón a comprar los artículos de primera necesidad durante dos horas los lunes y viernes, pero la práctica se extendió en poco tiempo por toda la frontera, según narró el Abigail Bueno, presidente de la Asociación de Comerciantes de Detallista de Dajabón.
Brigada del Ejército Nacional ubicadas en las provincias Pedernales, Independencia, Elías Piña y Dajabón,

Un total de 14 mercados se realizan en la frontera, pero según el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en coordinación con el Proyecto de Desarrollo Local Transfronterizo (PDLT) en el año 2015.

Mercado Dajabón

Sin un marco legal, solo con las regulaciones de los militares operan los 14 mercados fronterizos, los cuales se han convertido en uno de los principales medios para vender y comprar productos agrícolas e industriales.

Los 500 soldados con entrenamiento especial que se instalarán en los cuatro puestos formales de entrada y salida de la línea limítrofe, fueron dotados ayer de equipos terrestres, jeep con ametralladoras M-60, camionetas todo-terreno, pistolas, equipos de visión nocturna, tres helicópteros OH-58 y avituallamiento.

Para mediados del año se espera que la fuerza, integrada por soldados del Ejército, la Marina y la Fuerza Aérea, llegue a 2,000 efectivos que asumirán el control total de la frontera en la vigilancia y defensa.

El nuevo cuerpo especializado para la vigilancia, la seguridad y el control fronterizo, fortalecerá la institucionalidad de las Fuerzas Armadas.

UN APUNTE

Los militares

Según los reportes de inteligencia militar los organismos de inteligencia deben emplear diversos recursos para contralar los daños al medio ambiente en la frontera, seguido por la trata de personas, el tráfico ilegal de ciudadanos y el contrabando de mercancías y en menor proporción los contrabando de armas, robo de ganado.