Miles personas desbordan comercios tras compra para Nochebuena



Comercio en Duarte con Paris. Jorge Gonzalez.
Comercio en Duarte con Paris. Jorge Gonzalez.

Santo Domingo. A solo tres días para la celebración de la Nochebuena, aun con altas temperaturas y tediosos entaponamientos, se nota un incremento importante en las actividades comerciales, muy especialmente en las ventas de ropas nuevas y usadas, entre otros artículos; sin embargo, la ausencia de vigilancia policial y militar es notoria.

Aunque en muchos comercios y plazas comerciales ya se ven las aglomeraciones de personas comprando, y las largas filas en los departamentos de cajas y gualdado de bultos, en las avenidas Duarte, París y José Martí es todo un pandemónium.

El tránsito se ha tornado lento y agobiante. La ocupación de las aceras y calzadas de ambas vías, originada por la gran cantidad de carpas y mostradores que se incrementan para estas fechas y hacen que las personas caminen junto a los vehículos de transporte en plena vía.

Sin importar el insoportable sol, y la nube de dióxido de carbono que expelen los vehículos, las personas como hormigas caminan en marcha rápida en ambas direcciones de las vías tropezándose entre sí, en procura de llegar a su destino lo antes posible.

Este desbordamiento de gente en las vías se debe a que en la temporada navideña, como en otras festividades, se incrementa la ocupación de calles y aceras de parte de buhoneros y negocios que agrandan sus mesas y mostradores para tener más espacios para sus mercancías.

rr2

A medida que pasen las horas, (también los días) todo el caos y el desorden irá aumentando. Los cientos de personas se confunden con los maniquíes que exhiben vistosos vestidos multicolor y ropas ajustadas a los cuerpos plásticos casi perfectos, pero dentro de este ambiente de mucho movimiento y agitación la ausencia policial también se percibe.

Calle José Martí

Como se sabe las vías José Martí, Duarte y París se caracterizan en especial por la venta de ropas nuevas y usadas, entre otros artículos. En la Martí se encuentran las más variadas tiendas del tipo importadoras, que venden ropas al por mayor y al detalle.

Estas tiendas han dedicado parte de las aceras de sus frentes y de las vías para montar grandes carpas con exhibidores de ropas y calzados que hacen del tránsito para vehículos y peatones una odisea estresante y peligrosa. A la hora de comprar ropa para usar o negociar es una de las opciones indiscutibles por eso su importancia en esta fecha.

Avenida Duarte

En la avenida Duarte, desde la 27 de Febrero hasta la México, los buhoneros están organizados, pero aun así recorrer esta vía es un drama difícil por la gran cantidad de personas que abarrotan las aceras en estos días para comprar productos o para ponerse cabello ya que es uno de los negocios más rentables del lugar.

Ahora bien, en el trayecto de la avenida Duarte, desde la 27 de Febrero hasta la calle Pedro Livio Cedeño, el caos es tan intenso como el de la calle París con la salvedad de que no se vende ropa de paca ni víveres.

Aquí el comercio es dominado por la réplicas de ropas y tenis.

“Mira esta pinta completa te cuesta, tres mil pesos”, explicó Antonio Peña, buhonero. La pinta como se le llama a la vestimenta completa de un individuo, sin contar con ropa interior, consta de un par de tenis Nike, un pantalón jean, un tisher con el rostro de Pablo Escobar y una gorra (todo réplica).

Un batido entre bachata, merengue, música urbana, bocinas de vehículos, alto parlante promocionando artículos “a tres por mil los pantalones”, es el sonido imperante. Hablar de los buenos y malos olores que se perciben en el área sería tema para una tesis universitaria.

rr4

Calle París

No se puede hablar de caos, desorden ocupación de espacios públicos y de comercio informal, sin hablar de la calle París. Sin lugar a dudas es el lugar más importante cuando se trata de comprar ropas o zapatos usados, o cuando se habla de asistir a un mercado de productos agrícolas en plena vía.

Cientos de personas se mueven de un lugar a otro, rebuscando entre las mesas repletas de ropas usadas. Conversaciones anodinas y discusiones momentáneas se forman cuando dos o más personas toman una misma pieza de vestir, hasta que interviene quien atiende el negocio.

Las mesas se caracterizan por los productos que venden. Unas se especializan en ropas para bebés, otras venden pantalones, camisas, correas, medias para adultos. También están las que venden zapatos, juguetes, sábanas, entre otras. Las mesas con ropas para mujeres son las más concurridas.

No debe pasarse por alto que, siendo la intersección París con Duarte uno de los distribuidores de tráfico más importante del país por la cantidad de rutas que urbanas e interurbanas que allí convergen, ésta se convierte en el lugar idóneo para que decenas de vendedores de todo tipo se coloquen en esta vía.

Poca vigilancia
A menos que estén trabajando como “agentes encubiertos” (policías secretos) hasta ahora la presencia de los más de 29 mil miembros de la Policía Nacional y de las Fuerzas Armadas que estarían en las calles del territorio nacional, y muy especialmente en el Gran Santo Domingo, a fin de brindar seguridad a todos los ciudadanos en las festividades de Navidad y Año Nuevo no se ven, excepto en bancos y plazas comerciales.

Un día antes de que se iniciara la entrega de la regalía pascual de parte del Gobierno (4.12.2019) fue puesto en marcha el Operativo “Navidad Tranquila 2019-2020”, según el comunicado de la jefatura policial un contingente de policías, además de agentes de la Direcciones de Operaciones Policiales, la Digesett, la Dirección Central de Investigación y Antinarcóticos, estarían en las calles.

El recorrido para comprobar la afirmación de esta información inició desde la misma salida de la casa de este redactor en el sector de Alma Rosa, Santo Domingo Este. Eran la 5:45 de la mañana del viernes pasado cuando salí caminando por la calle Américo Lora Camacho hasta la avenida San Vicente de Paul, de ahí anduve por la citada vía hasta llegar a la carretera Mella frente a Mega Centro.

Hasta llegar ahí en donde, había una patrulla con cuatro agentes frente a la estación del Metro Concepción Bona no había visto ningún tipo de vigilancia. Ahí tome el vehículo que me llevaría a mi destino.

Seguimos transitando por la avenida San Vicente de Paul, pasando por la intersección de la calle 4 de Agosto (próximo a la estación del Metro Trina Moya de Vázquez), avenida Fernando de Navarrete (estación del Metro Rosa Duarte) y avenida prolongación Venezuela (estación del Metro Ercilia Pepín), en este trayecto no fue observada vigilancia de ningún tipo.

En pocos minutos ya habíamos pasado el puente Francisco del Rosario Sánchez (puente de la 17), y seguíamos por la avenida Padres Castellanos, y aunque parezca increíble seguimos hasta llegar a la avenida Máximo Gómez (aquí había una unidad de Obras Publicas), pasando por calles Albert Thomas, Josefa Breas y Expreso V Centenario sin ver policía o militares.

Otros recorridos

Durante los días 18, 19, 20 de este mes en curso un equipo de El Nacional hizo recorridos por algunas de las calles de los sectores del ensanche la Fe, Cristo Rey, Villas Agrícolas, Villa Juana, ensanche Luperón, entre otros, y solo en la calle Barney Morgan se observó una patrulla policial de tres motocicletas con dos agentes cada una.

El dato

Cantidad en detalles

Según un comunicado, la PN dispondrá de 23,458 policías pertenecientes a las 14 direcciones regionales de la Dirección Central de Prevención, diseminadas en todo el territorio nacional. Además participarán agentes de la Dirección de Operaciones Policiales, la Digesett, la Dirección Central de Investigación y Antinarcóticos.

Este operativo será reforzado por 2, 995 miembros policiales de las áreas administrativas, por lo que el total de agentes involucrados en el servicio será de 26, 453, distribuidos en tres turnos.

Otros 2,892 miembros de las Fuerzas Armadas, pertenecientes al Comando Conjunto Unificado, Ciutran, Cestur, y Comipol, así como también la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD), también participarán en la acción.