Monumento a los Héroes del 30 Mayo se cae a pedazos

Estado en que se encuentra el monumento en honor a los que mataron al tirano, representa los horrores de la dictadura y al mismo tiempo el nacimiento de la democracia en el país.   jorge gonzalez
Estado en que se encuentra el monumento en honor a los que mataron al tirano, representa los horrores de la dictadura y al mismo tiempo el nacimiento de la democracia en el país. jorge gonzalez


SANTO DOMINGO.- Aunque con bandera nueva, en vieja y oxidada asta, el monumento a los Héroes del 30 de Mayo, en el malecón de Santo Domingo se cae a pedazos por el evidente deterioro progresivo que presenta en sus estructuras y suelo, al ser olvidado por las instituciones que deben velar por su bienestar, mantenimiento y preservación.
Grandes grietas que dan la impresión de que este obra podría desmoronarse en cualquier momento se pueden observar en la estructura principal, un muro que asemeja una gigantesca lápida mortuoria, que muestra el rostro de una persona tapado con una venda y una boca abierta que no se sabe si habla, llora o grita.
Además el recubrimiento de trozos de cerámicas negras que posee la misma estructura se ha caído en muchos lugares y se encuentran esparcidos en el suelo, como piezas de un rompecabezas de una parte de la historia sangrienta del fin de una era que nadie quiere recomponer.
El piso al igual que el pequeño muro que lo bordea, hecho en piedras, incrustadas en concreto se encuentra deteriorado. Se pueden ver señas de que cuando llueve el agua se aposa en algunos lugares y dura varios días hasta que el sol y el tiempo la puedan secar. A pesar de que la acera está en buen estado la escalinata de piedra para acceder al monumento ya no existe.
Cartones tirados en la parte trasera de la figura principal y un fuerte olor a orina, dan testimonio de que indigentes duermen en la base del monumento principal y de que muchos los viajeros que pasan por ahí y sienten la necesidad de orinar lo hacen sin ningún miramiento en cualquier lugar donde puedan ocultar su falta de civismo.

8_Actualidad_28___1,p03
Situado en el kilómetro 7 y medio en la Autopista 30 de Mayo (Malecón de Santo Domingo), las esculturas realizadas por el renombrado artista Silvano Lora, simbolizan la libertad del pueblo dominicano, después que un grupo de Héroes decidió eliminar la opresión, la muerte, la injusticia de la dictadura sanguinaria representada por el tirano Rafael Leónidas Trujillo Molina.
No es una, ni dos veces, sino en varias ocasiones que el abandono de este monumento histórico tan significativo ha llamado la atención de la opinión pública y la Prensa Nacional por encontrarse en un estado deplorable, sin embargo como siempre alguna institución va y lo rescata, hasta que después de un tiempo vuelva al mismo estado.
En el año 2010 fue restaurado por la Cámara de Diputados de la República Dominicana, quienes le colocaron una placa plástica con marco de hierro, de la cual solo queda el marco y se comprometieron a que le darían manteniendo, lo cual no se ha cumplido.

Los héroes de mayo

Este monumento fue levantado en el lugar donde la noche del 30 de mayo de 1961, un grupo de conjurados emboscó y dio muerte en la entonces carretera que comunicaba la capital con San Cristóbal, al dictador Rafael Leónidas Trujillo, quien por 31 años de terror había gobernado al pueblo dominicano.
El tirano Trujillo Molina cayó abatido a tiros en el kilómetro 9 de la avenida George Washington, en el fuego cruzado en su contra que se origino entre los siete miembros de los conjurados que estuvieron presentes esa noche.
Antonio Imbert Barreras, Antonio de la Maza, Salvador Estrella Sadhalá, Amado García Guerrero, Pedro Livio Cedeño, Luis Manuel Cáceres y Huáscar Tejeda, fueron los héroes ejecutores. De ellos sólo sobrevivieron Imbert Barretas y Amiama Tió.

La tarja con los nombres de los héroes está deteriorada.
La tarja con los nombres de los héroes está deteriorada.

Significado
Este monumento fue diseñado en 1990 por el artista Silvano Lora, asistido por el también artista Cristian Tiburcio. El monumento en su conjunto en un grito de denuncia por los horrores de la tiranía trujillista contra un pueblo indefenso.