Articulistas

¡Ni un solo dólar!

¡Ni un solo dólar!

Elvis Valoy

Primero fue el verbo, dice la Biblia, y el actual gobierno del presidente Luis Abinader ha llegado al frenesí prometiendo a diestra y siniestra, circunscribiéndose todo a un palabrerío sin forma ni fondo que nunca se convierte en realidad, y que al final deviene en improvisación y desorden. Sin embargo, haciéndose uso de esa constante verborrea, las autoridades tienen la creencia de que  se cambia tanto la percepción como la realidad circundante.

Lo confirma el ministro de Relaciones Exteriores, Roberto Álvarez, quien “no ha pegado una” como canciller de la República. La incapacidad y el desconocimiento son el “pan nuestro de cada día” en política exterior. El fracaso de la actual gestión es tal,  que Álvarez  se limita a repetir cosas que ya él había encontrado  cuando llegó a ese puesto.

El Ministerio de Relaciones Exteriores ha contado  con una escuela por donde pasa la mayoría de los que van a ocupar una posición en el cuerpo diplomático. El señor Álvarez quiere hacer creer que eso es un logro de su enclenque administración con  por tumbapolvistas, correveidiles, trepadores y cantamañanas.

 Asimismo, cuando el señor Álvarez llega a la Cancillería, autoridades anteriores ya trabajaban en un seguro internacional para la diplomacia acreditada en el exterior, lo que demuestra que el actual canciller no ha tomado ni una sola iniciativa, llegando a su despacho nulo de una agenda de trabajo o una bitácora planificada.

Percepción y realidad no acompañan a Álvarez, pues hablar de un cuerpo diplomático políglota en la presente gestión resulta una gran estafa a la opinión pública, pues decir eso y nombrar a un embajador en un país angloparlante que no hable Inglés

Elvis Valoy

Elvis Valoy