Semana

Orto-escritura

Orto-escritura

Son voces semánticamente locales

En la columna publicada el pasado domingo (1 de mayo de 2022) titulada “¿Carpeta, carpetear y carpetoso?” hemos planteado que el verbo carpetear y la locución verbal dar carpeta, como sinónimos de molestar, son voces propias del habla dominicana.

En ese artículo aparecen dos expresiones que incluyen el adverbio de duda quizá. El primer uso aparece en este párrafo: “El verbo /carpetear/ no ha sido incorporado al Diccionario de la lengua española. Esto indica que no es conocido ni usado en la comunidad de hablantes del español. Quizá seamos los dominicanos la excepción, entre más de quinientos millones de hispanohablantes”.

Esa duda ha contribuido a darle continuidad al tema. Ahora les cito un libro no aludido en el artículo anterior. Me refiero al Diccionario de americanismos, que es obra de la ASALE (Asociación de Academias de la Lengua Española). Ese volumen recoge el verbo /carpetear/ atribuido a algunos países de Hispanoamérica, entre los cuales no incluye a República Dominicana.

Es observable que ninguna de las acepciones que le señala tiene que ver con molestia o molestar, como ocurre en nuestro país con ese verbo. En esa misma publicación, aparece el verbo /carpetiar/ cuyo breve significado indica que en República Dominicana equivale a molestar.

También recoge el adjetivo /carpetosito/, así en diminutivo, y explica que esta palabra en República Dominicana significa molestoso. A seguida aparece el vocablo /carpetoso/ el cual aplicado a personas significa, según la citada a obra, carpetosito, sinónimo de molestosito.

La consulta al texto antes indicado es demostrativa de que carpetear, equivalente a molestar, es de procedencia dominicana.

Tengo otra joya bibliográfica a la que procede acudir. Hablo del Diccionario de dominicanismos y americanismos, escrito por el maestro Max Uribe y editado en 2008 por la librería La Trinitaria por su 40º aniversario.

Empieza don Max con explicar que “Entre el número de vocablos que en el lenguaje popular dominicano sufren extensión de significación, a veces metafórica, ha de contarse, según Pedro Henríquez Ureña, el término carpeta, de frecuente uso en la frase figurada: dar carpeta…” Agrega que carpetoso, según el mismo autor, equivale a “molesto, que da carpeta”. Las citas de Henríquez Ureña proceden de su célebre libro “El español en Santo Domingo”.

Max Uribe apunta que “Carpetear ha entrado también al lenguaje común dominicano con el significado de dar carpeta, es decir de molestar”.

Respecto del vocablo /carpetoso/, este estudioso de la lengua platea que “… huelga señalar que el mismo es de uso asaz generalizado en el habla conversacional del pueblo dominicano, habla en la que por lo demás tiene frecuente cabida la variante femenina (carpetosa), variante que no hemos notado en los trabajos de los autores nacionales que han acometido el tema”.

Destaca la importancia de algunos pormenores para quienes estudian el habla local, ya que en esas formas peculiares de expresión “entreveradas aparecen, de una parte, palabras que son genuinos localismos, y de otra parte, términos comunes a varias regiones o provincias, como acontece con este curioso amasijo casi dialectal que son los cibaeñismos”.

Mientras tanto -indica el doctor Uribe- carpetoso-sa es calificativo que figuradamente suele darse a la “persona que da carpeta”.

A propósito del sustantivo carpeta, Uribe incluye una síntesis de las distintas acepciones que ofrece el Diccionario académico, ninguna de las cuales -como asegurarnos en la entrega anterior- tiene relación con la acción de molestar.

El segundo empleo del adverbio quizá fue la frase de cierre del artículo: “Quizá falte algo por decir”. Lo publicado hoy indica que faltaba. Reafirmamos que carpeta (sinónimo de molestia), carpetear y carpetoso son voces semánticamente locales.

Rafael Peralta Romero

Rafael Peralta Romero