Articulistas Opinión

Por ahí viene una versión de Netflix con anuncios

Por ahí viene una versión de Netflix con anuncios

Los anuncios están por llegar a Netflix, según reportó Bloomberg en el fin de semana, y lo cierto es que la medida se venía esperando desde que se desatara una verdadera alharaca en abril pasado.

¿Y qué pasó en abril pasado? Sencillo: Netflix reportó la pérdida de 200,000 suscriptores a nivel mundial durante el primer trimestre de 2022, siendo esta la primera vez que la compañía reportaba tal fenómeno en 10 años.
200,000 suscriptores a nivel mundial podrían parecer una cifra insignificante, pero, en realidad, se trataba del comienzo de una tendencia preocupante a lo interno de la industria del streaming.

Así, por ejemplo, Netflix reportó haber perdido casi un millón más de suscriptores en el segundo trimestre. Si bien esto fue mucho menor a lo proyectado por la propia compañía (2 millones), el dato sigue teniendo relevancia para actuar antes de que sea muy tarde.

Es así como llegamos al tema de los anuncios, algo que, a simple vista, va en contra de la esencia y las bondades asociadas a los servicios de streaming, pero entonces… negocios son negocios, y hay que buscar la forma de mantener el estado de resultados en crecimiento.

Los anuncios en Netflix otorgan a la compañía la oportunidad de ofrecer un plan de servicio más asequible y así atraer más clientes. Esa es la lógica detrás de todo el asunto.

Según reporta Bloomberg, este nuevo plan costaría entre 7 y 9 dólares al mes e incluiría 4 minutos de anuncios por cada hora de programación. Los anuncios podrían presentarse tanto antes como durante la programación, pero nunca al final, por razones obvias.

Tomando en cuenta que el plan básico de Netflix vale 9.99 dólares, este soportado por anuncios quizás no sea tan asequible, pero está por verse si con su llegada vienen aumentos a los otros planes. Todo es posible.

Netflix, según Bloomberg, estaría lanzando este plan en 6 mercados durante el último trimestre del año. Existe la posibilidad de que los suscriptores no tengan acceso a la totalidad del catálogo de programación por posibles temas de licenciamiento. Asimismo, los anuncios estarían excluidos de contenidos orientados a niños.

Netflix no es la única compañía de streaming que ha echado el ojo a la opción de los anuncios. En días pasados, Disney + anunció la disponibilidad a partir de diciembre de un plan con anuncios que tendrá un costo mensual de 7.99 dólares, que es justamente lo que vale en la actualidad la versión básica sin anuncios. Para diciembre, la historia será distinta, ya que pasará a costar 10.99 dólares.

Antes de Disney+ y Netflix, otros servicios ya se han adelantado a la tendencia: Discovery+, Peacock, HBO Max, Hulu y Paramount+ ya ofrecen esas opciones.

Rocío Díaz

Rocío Díaz