¿Qué Pasa?

¿Por qué a las brujas les gusta chupar bebés?, según la creencia popular

¿Por qué a las brujas les gusta chupar bebés?, según la creencia popular

Santo Domingo.- La creencia en la existencia de las brujas tiene su origen en las primeras concentraciones humanas que hubo sobre la Tierra.

Se trata de ideas supersticiosas que retratan a mujeres ancianas volando sobre una escoba, en cuya travesía podían encontrar a un bebé y chupar su sangre hasta dejarlo en estado crítico.

En República Dominicana todavía existe una población numerosa que cree en la existencia de las brujas. «Me pongo algo al revés cuando salgo por la noche para no toparme con una», dicen algunos.

«Yo tumbé una en una ocasión, porque me di cuenta que quería hacerle daño a uno de mis hijos. Usé mostaza para tumbarla y lanzó un grito tremendo, recuerdo», dijo una anciana de 102 años, oriunda de San Juan de la Maguana. Su nombre no lo revelamos por razones éticas.

Muchas personas en el país afirman que han visto casos de «brujas que han chupado a niños».

«Yo vivía en Samaná y vi un caso donde una anciana trató de matar a un niño y fue descubierta por un familiar del bebé», afirmó el herrero José Davis.

Según investigadores, la relación de las brujas con bebés se basa en el hecho de que «algunas mujeres ancianas sienten odio por las más jóvenes e intentan hacerles daño a sus hijos.

Las brujas salen por lo regular en horas de la noche y, según cuadros de algunos pintores, tienen forma endemoniada y cabellos largos. Si escucha algo por la noche sobre el techo de su casa, «puede ser una de ellas», según los supersticiosos.

Te puede interesar leer: La creencia en el «mal de ojo» ¿ignorancia o realidad?

Pero hay una pregunta. ¿Cree usted que una mujer puede volar sobre una escoba y viajar de San Cristóbal a la capital?.

La creencia en brujas son ideas que no solo se practican en países atrasados como República Dominicana, sino en naciones de Europa y Estados Unidos.

Esta creencia tomó bastante auge durante el período de la Edad Media, época en la que se conocieron muchas pinturas sobre la supuesta presencia de brujas en actividades perversas.

En Europa se registró la llamada «caza de brujas durante los años 1,550 y 1,630, en un periodo en que fueron asesinadas muchas mujeres acusadas de practicar hechicería.

En la Biblia encontramos actos de brujería en la historia del rey Saúl, quien, según Primera de Reyes, consultó a la llamada «bruja de Endor».

El apóstol Juan advierte que los que practican la brujería deben arrepentirse o «terminarán en el lago de fuego» (Apocalipsis 9:21; 21:8).

El libro Deuteronomio 18:10-12 también rechaza la práctica de brujería y todo acto relacionado con la adivinación y la hechicería.

Estas ideas no solo se practican en países atrasados como República Dominicana, sino en naciones de Europa y Estados Unidos.

En Inglaterra tuvo un gran auge durante el período colonial y lo mismo ocurrió en Francia, Estados Unidos, Portugal y Rumanía.

A medida en que la ciencia ha avanzado, esa creencia se ha ido desvaneciendo. Antes, muchas personas acudían donde un brujo para tratar sus problemas de salud, debido a la poca disponibilidad que tenían para acudir a un hospital.

Juan Julio Gómez

Juan Julio Gómez