Editorial

¿Qué parte no se entiende?

¿Qué parte no se entiende?

La población que aún no decide vacunarse contra la covid-19 no parece entender que el país está a las puertas de un rebrote pandémico que proyecta elevar el número de contagios diarios sobre tres mil casos lo que significaría el retorno a una crisis sanitaria y económica aún más difícil de superar.

Hace unos días la positividad diaria estaba en menos del 10%, pero el viernes ascendió a casi 19% y la cantidad promedio de contagios, que era de menos de 300 por día subió a más de 550, lo que refleja un cuadro sanitario altamente preocupante que amenaza bloquear el camino de retorno a la normalidad.

Casi la totalidad de los fallecidos e internos por coronavirus corresponde a pacientes que no se inocularon, como el caso de un joven de 24 años que murió en la clínica del doctor Cruz Jiminián, donde la sala de cuidados intensivos ha vuelto a congestionarse.

Un rebrote de coronavirus, además de incrementar las estadísticas de muertos y contagios, pondría en serio peligro el programa de recuperación económica, causaría más desempleo, marginalidad, déficit público, incremento de la delincuencia y criminalidad, entre otros males mayores.

No se conoce de otra forma de prevenir o combatir la pandemia que no sea la de vacunarse, usar mascarilla en lugares públicos o cerrados, mantener distanciamiento y lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón. ¿Qué parte de todo esto aún no se entiende?

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos