Editorial

¿Quién responde?

¿Quién responde?

Estados Unidos, que ha planteado resolver la crisis de Haití a través del diálogo,  deberíaresponder la interrogante que ha planteado el presidente Luis Abinader: ¿Y quién va a hacer el diálogo?, ¿Acaso Barbecue y los 400 Mawozo? ¿Con cuáles otros jefes de bandas que controlan el 75% del territorio haitiano? Posiblemente, Washington sugiera que ese ejercicio dialogante se realice con el primer ministro Ariel Henry, pero resulta que este tuvo que solicitar al tal Barbecue que ordenara a su gente desbloquear las vías de acceso para poder abastecer de combustibles a estaciones gasolineras y hospitales.

Si de  autoridad se trata, entonces el interlocutor debería ser ese líder de un ejército irregular que en gran parte de Haití posee más poder de decisión que  el primer ministro Henry, pero no parece prudente que el gobierno dominicano entable conversación con un jefe bandolero.

No se tiene conocimiento de que el gobierno estadounidense haya entablado conversaciones con Barbecue a los fines de lograr la liberación de 16 connacionales y un canadiense que mantiene secuestrados, por cuyo rescate exige 17 millones de dólares.

Al hablar ante intelectuales dominicanos reunidos en el Palacio Nacional, el mandatario se refirió a los esfuerzos que ha encaminado a los fines de que la comunidad internacional se interese por el drama haitiano, pero dijo que parece “que todos están cansados de Haití”.

Nunca antes, Estados Unidos había sido tan indiferente frente  al secuestro de  16 de sus ciudadanos por bandas de forajidos en un país que como Haití, literalmente es tierra de nadie, por lo que a República Dominicana, ante el drama del vecino, no le queda de otra que rascarse con sus propias  uñas.

Más generales

El arresto antier de tres generales y tres coroneles, a los que el Ministerio Público implica en prevaricación, constituye un suceso relevante, que seguramente concitará la atención de la opinión pública, quizás en la misma intensidad que la detención de otros oficiales procesados por imputaciones similares.

Lo  aconsejable sería esperar que los procuradores formulen acusación en su solicitud de medidas de coerción ante el juez de lo preliminar, pero desde ya es prudente reiterar el pedido a jueces y fiscales de que se cumpla con el debido proceso y se respete el derecho de los prevenidos a una defensa técnica igualitaria.

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos