Radar



En frontera

Más tensión

Las primeras versiones identifican como traficantes de drogas a los haitianos que mataron a un soldado dominicano durante un incidente en la comunidad de Pinzón, Elías Piña. Pero no hay que esperar los resultados de una investigación para relacionar con la alta tensión en la zona el suceso que costó la vida al raso Oriano Montero Encarnación y a un nacional haitiano que no ha sido identificado.

El haitiano circulaba con otro compatriota en un motor cuando una patrulla del Cuerpo Especializado de Seguridad Fronteriza (Cesfront) le ordenó detenerse para requisar una mochila que cargaban.

En lugar de acatar la orden, los haitianos, siempre según las versiones, la emprendieron a tiros contra los militares, resultando mortalmente herido Montero Encarnación. En esas circunstancias el sargento Carlos Manuel Montero Lorenzo disparó a los haitianos, causando la muerte a uno.

El suceso, que debe aclararse sin la menor pizca de duda, representa otro toque de atención sobre la necesidad de que las autoridades dominicanas se sienten a dialogar con las haitianas sobre la seguridad en la franja.

Los incidentes no pueden estarse repitiendo y la presión en la frontera tiene por lo menos que reducirse al mínimo. Son muchos los protagonizados por nacionales de la vecina República que han ocurrido en la zona. Las autoridades dominicanas, que tan preocupadas se han mostrado por los conflictos internacionales, deben ver el problema fronterizo como un desafío para la paz y la seguridad.