Radar



Ambientalistas

Contra ministro

La preservación del medio ambiente pierde crédito con la supuesta complicidad atribuida por la Academia de Ciencias y organizaciones ecológicas al titular de la cartera en la explotación de áreas protegidas como Valle Nuevo y sierra de Baoruco.

Los alegados daños en las reservas causados por empresarios y productores agrícolas señalados como socios del ministro Ángel Estévez también cuestionan la misión de la Procuraduría para asuntos ambientales.

Al exponer el drama de Valle Nuevo y la sierra de Baoruco, el presidente de la Academia de Ciencias, Luis Scheker, y los grupos ecológicos dijeron que emprenderán acciones legales contra Estévez.

La supuesta complicidad del funcionario con los ocupantes de las reservas tendrá que demostrarse. Pero no se puede pasar por alto, en medio de las denuncias, la sentencia del Tribunal Superior Administrativo que obliga a las autoridades a proporcionar toda la información sobre los asentamientos en Valle Nuevo.

Desde que se inició el proceso de desalojo se prestó a suspicacias que Medio Ambiente excluyera de la desocupación de la zona a los propietarios de villas. Últimamente se ha denunciado que decenas de haitianos realizan labores agrícolas en Valle Nuevo.

Y en cuanto a la sierra de Baoruco ambientalistas han citado hasta nombres de empresarios que operan en el área. El papel asumido por la Academia de Ciencias y los grupos ecologistas es el que ha debido jugar la Procuraduría para asuntos ambientales, pero es obvio que no ha sido el caso.