Radar



CONSENSO

Voto electrónico

La Junta Central Electoral (JCE) ha ofrecido otra buena demostración de su capacidad para consensuar y no imponer decisiones con el respaldo que ha recibido de los partidos políticos y de importantes sectores sobre la implementación del voto automatizado en las primarias y las próximas elecciones.

Antes que defender a uñas y dientes el nuevo procedimiento, como si tuvieran algún interés personal, el presidente Julio César Castaños Guzmán y los demás miembros de la JCE han optado por compartir con los protagonistas del proceso la fiabilidad del sistema.

De esa manera cada quien asume su cuota de responsabilidad en las consecuencias, aunque todos los dirigentes políticos que han observado la operación del voto automatizado hayan coincidido en el aporte que representa en la transparencia y agilización del proceso.

Desde el presidente Danilo Medina hasta todos los líderes de los principales partidos han verificado y aprobado el sistema informático. Uno de los inconvenientes ha sido el costo de los equipos, pero ya se acordó que el Gobierno cubrirá la parte que se necesite en el presupuesto complementario.

Que se den pasos a todos los niveles para garantizar la libertad del voto y revestir los procesos de la mayor credibilidad será siempre un aporte al sistema democrático. En tal sentido el consenso entre la JCE y las fuerzas políticas y sociales es una auspiciosa vía para que las elecciones cumplan con su verdadero papel.