Radar

CMD protesta frente al Hospital Padre Billini. FE


Padre Billini

Velo misterio

 

Al pedir de la reapertura del hospital Padre Billini, cuyos servicios están suspendidos desde principios de julio de 2018, la regional del Distrito Nacional del Colegio Médico Dominicano (CMD) ha resucitado las interrogantes sobre la operación del centro.

La Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (Oisoe), que tiene a su cargo el reacondicionamiento del hospital, reconoció que los problemas en la estructura que motivaron el desalojo del personal fueron el resultado de mala práctica profesional. Pero antes que ordenar una investigación para establecer responsabilidades, toda vez que la remodelación se hizo con un préstamo de 15 millones de dólares, la Oisoe decidió asumir la reparación.

Esa remodelación fue inaugurada en 2012, antes de la juramentación como presidente de Danilo Medina. Los trabajos que realiza la Oisoe estaban supuestos a concluir en los dos primeros meses de este año, pero al avanzar abril los médicos y otros empleados comienzan a presionar para que se reabra el centro médico.

La trascendencia de los servicios de salud está fuera de discusión. El centro, como muchos otros, llena su cometido. Pero con la demanda de reapertura hay que insistir en la necesidad de que se investiguen y actúen sobre los vicios de construcción que según las propias autoridades motivaron el cierre del centro por razones de seguridad.

El préstamo con que se financió la remodelación será pagado por ese contribuyente que hoy no puede ni siquiera disfrutar de los servicios del Padre Billini.