Radar



Hoteleros
Puntos en íes

El caso de los turistas estadounidenses que han perecido en diferentes hoteles de la zona este ha dado lugar a toda suerte de especulaciones dentro y fuera del país que han motivado la intervención, para establecer la verdad, de las autoridades y representantes de las empresas. En modo alguno se puede pensar que un sector que mueve tantos recursos, que es tan importante para la economía, se puede manejar sin ningún tipo de control de seguridad o de tipo sanitario. Para garantizar la calidad de sus servicios los centros hoteleros no solo son supervisados por los ministerios de Salud Pública y de Turismo, sino que son certificados por agencias internacionales. Por supuesto que hay turistas que salen a las calles a comer y beber en cualquier sitio, sin reparar en la calidad y las condiciones, pero los hoteles no se juegan con la verdad. Las certificaciones de los centros de que ha dado cuenta la Asociación de Hoteles y Restaurantes es muy importante para despejar cualquier sospecha de que la muerte de alguno de los visitantes pudiera estar relacionada con las bebidas o la alimentación que se ofrecen. Hasta que se demuestre lo contrario las defunciones han sido naturales, que ocurrieron aquí como podían ocurrir en cualquier otro sitio. Es muy importante que el sector hotelero y las autoridades hagan todas las aclaraciones que se tengan que hacer y dar todas las explicaciones necesarias para eliminar cualquier duda, malintencionada o no, que pueda perjudicar la industria y la imagen del país.