Radar

2_Actualidad_14_5,p02


Ganancia de pescadores mar revuelto.-

El precandidato presidencial del Partido Revolucionario Moderno (PRM), Luis Abinader, había convocado la concentración en la periferia del Congreso antes de darse a conocer la conversación telefónica en torno a la modificación constitucional entre el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, y el presidente Danilo Medina.

Pero no se especula al decir que en medio de un ambiente tan picado políticamente la intervención de Pompeo, aunque desde el Gobierno ha recibido diferentes lecturas, incidió en la masiva demostración que capitalizó el dirigente opositor.

Con tanta fortuna para él que otros dirigentes que se han mantenido a la vanguardia contra la reforma constitucional, como el caso del expresidente Leonel Fernández, le dejaron el escenario para que probara sus fuerzas. Abinader salió airoso por la muchedumbre que lo acompañó en una protesta en que irrumpió hasta el folclore de la política vernácula: El precandidato presidencial del Partido de los Trabajadores Dominicanos (PTD), José Cristopher, lanzó dinero al aire entre los manifestantes para señalar que la conciencia no se compra, y otro participante llevó una vaca para arengar que los animales son los únicos que se pueden comprar para reformar la Constitución.

Tras la intervención de Estados Unidos, el escenario, al menos transitoriamente, ya no es el mismo. Y los mayores réditos los ha obtenido Luis Abinader al afianzarse, con su sentido de la oportunidad, como principal líder opositor.