Radar



2_Actualidad_15_5,p01

2_Actualidad_15_5,p02

Inquieta
Reos en delitos

Cuando el precandidato presidencial del Partido Revolucionario Moderno (PRM), Luis Abinader, denunció una supuesta mafia que utilizaba privados de libertad para cometer delitos, el procurador general de la República, Jean Alain Rodríguez, lo emplazó para que aportara pruebas. E incluso le increpó que al hacer la denuncia fuera responsable. Ahora es el vicepresidente de la Fundación Institucionalidad y Justicia (Finjus), Servio Tulio Castaños Guzmán, quien, sin hacerse eco de la denuncia de Abinader, califica de alarmante “la participación activa de privados de libertad en hechos delictivos”. Casos como el de  los prisioneros implicados en el atentado en que resultó herido el expelotero David Ortiz parecían confirmar la denuncia del dirigente político que irritó al jefe del Ministerio Público. Pero en el mismo caso del exjugador se citan otros dos participantes que habían salido de prisión sin cumplir la pena a que habían sido condenados. El vicepresidente de Finjus significó que el caso de los reclusos y la “alarmante” inseguridad ciudadana son una señal de alerta sobre el sistema judicial que obligan a una intervención urgente del Estado y a una reforma integral del régimen. Para que Rodríguez lo tome en cuenta, Castaños Guzmán citó la falta de transparencia, conexiones con grupos criminales organizados y la permeabilidad de los controles entre los factores que incidían en la fragilidad, en el mejor de los casos, del sistema penitenciario.