Radar

Mosquito transmite también el dengue y la chikungunya.


Desafío sanitario, epidemia dengue.-

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) había descrito la magnitud alcanzada por el dengue con su advertencia de que sin un programa de saneamiento ambiental sería muy difícil enfrentar con éxito la enfermedad.

Pero ante su vertiginosa propagación y el número cada vez más elevado de víctimas el organismo de las Naciones Unidas no ha tenido más que reconocer que la enfermedad se ha convertido en una epidemia.

En tanto el Ministerio de Salud Pública ha restringido las informaciones en los hospitales y ha contabilizado solo ocho defunciones a causa de la fiebre palúdica, el Colegio Médico Dominicano (CMD) y especialistas como el infectólogo Jesús Feris Iglesias sostienen que la enfermedad ha cobrado la vida de más de 40 personas.

Médicos del Robert Reid Cabral habían denunciado que en un fin de semana murieron ocho ingresados por el dengue. Como muchos otros casos la enfermedad encontró a las autoridades con la guardia baja y sin defensa.

Es después que el dengue cobra cuerpo, cuando cunde el pánico, que se anuncian operativos para combatir los hospederos del mosquito que transmite la enfermedad. No se critica que las autoridades traten de evitar la alarma por los efectos en sectores como el turismo, pero la realidad demanda no solo respuestas eficaces para enfrentar la enfermedad, sino una política de prevención. En la propagación del dengue tiene mucho que ver la falta de orientación de la población.