Radar



Dudas Espaillat

Caso Odebrecht

 

Antes que despejarse, las dudas sobre la investigación de los sobornos de Odebrecht para la concesión de obras públicas se han extendido de tal modo que han llegado al Congreso estadounidense.

Se tratará de injerencismo o lo que se quiera, pero en modo alguno deja de sonar la alarma el movimiento legislativo anunciado por el congresista Adriano Espaillat, de origen dominicano, para presionar a la Procuraduría General de la República a fin de que se profundicen las pesquisas.

Esa intervención pone de manifiesto la percepción de que la investigación realizada fue manipulada para evitar que caigan todos los implicados en la trama corrupta. La intención de Espaillat constituye de por sí una estocada para la imagen del país en la lucha contra la corrupción, la que tendría todavía mayor dimensión de crearse el movimiento legislativo.

Al citar los motivos de su iniciativa, Espaillat, demócrata por Nueva York, señala que República Dominicana es la nación que menos avance ha registrado en el caso de los sobornos pagados por Odebrecht. El congresista, que sabe la reacción que generará su decisión en distintos sectores, está convencido de que en el expediente no están todos los beneficiados de los pagos ilícitos de la compañía.

Por más que haya insistido en que en el proceso están todos los que son, es obvio que el Ministerio Público no ha convencido no ya a sectores nacionales, sino internacionales. No hay que ir muy lejos. La decisión del congresista Espaillat es la mejor muestra.