Radar

ac


Males sociales.- 

La deficiencia en el sistema educativo y la violencia de género son dos males sociales que desafían la capacidad tanto de las autoridades como de todos los actores del sistema.

Los sectores con más incidencia se han limitado a denunciar o se han tornado indiferentes frente a los riesgos que plantean los problemas.

Los resultados del Proceso para la Evaluación Internacional de Alumnos (Pisa) han causado alarma porque en modo alguno se consideraba que República Dominicana podía estar en último y penúltimo lugares en matemáticas, ciencias y lectura comprensiva.

Pero sería injusto culpar de esa vergüenza única y exclusivamente al Ministerio de Educación, aunque sea el que cargue con la mayor cuota de responsabilidad, y excluir a los demás sectores.

Tan grave como el resultado de la evaluación son los resultados de otro estudio sobre la violencia escolar, una práctica, según el estudio, convertida en una relación cotidiana presente en todos los momentos, espacios y sujetos de la escuela.

El trabajo, realizado por la profesora Berenice Pacheco Salazar, sostiene que tres de los principales sustentos de la violencia escolar son el sexismo, racismo y el adultocentrismo.

El compromiso con el desarrollo demanda asumir como aportes la evaluación de Pisa, en la medida que da a conocer una realidad, como el estudio de Pacheco Salazar sobre la violencia escolar.

Con Educación a la cabeza los sectores que inciden en el sistema deben sincerizarse y poner la vista más allá de los intereses o la coyuntura política.