Radar



Plantean conjeturas

Consejos IFES

 

En su informe sobre la evaluación de los equipos automatizados que se utilizarán en las elecciones del domingo, la Fundación Internacional de Sistemas Electorales (IFES) hace algunos señalamientos que tal vez sin proponérselo plantean conjeturas. Comienza por aclarar que el estudio no es una auditoría, como se pensaba, ni una certificación del sistema de votación. Y por asunto de seguridad recomienda que el Banco Central u otra institución pública sea el agente de custodia del código fuente final, el ejecutable, la base de datos y el valor “hash” del sistema del voto automatizado.

No hay que hacer mayores esfuerzos para entender las razones de la sugerencia del IFES a la Junta Central Electoral (JCE). Las presiones de la oposición que determinaron la contratación de la agencia para la evaluación del sistema computarizado cobran más relevancia con la custodia que se ha recomendado de los equipos.

Un detalle que llama la atención es la sugerencia de que la JCE determine una cantidad de tiempo antes de cada elección cuando se detiene el desarrollo o los cambios en el proceso de votación. La IFES explica que la cantidad de tiempo “antes de una elección debería ser suficiente para permitir que terceros independientes revisen el código fuente”.

El alboroto creado con las primarias del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), en que se denunció la utilización de un algoritmo para alterar los resultados del proceso, puso en evidencia una desconfianza que debe ser erradicada por completo para garantizar la transparencia que requieren las votaciones.