Se desconoce la fecha precisa fundación de la ciudad de Santo Domingo



Aunque corresponden a la misma generación y ambos vivieron en Santo Domingo en el curso del siglo XVI, Gonzalo Fernández de Oviedo y el Padre Bartolomé de Las Casas, discrepan respecto de la fecha de fundación de la ciudad de Santo Domingo.

Santo Domingo goza de la indefinida precisión de su origen, propia de capitales de fama mundial como Roma, Londres o París.

El padre Las Casas vino en uno de los varios navíos de que se hizo acompañar, lleno cada uno de futuros colonos aunque también de descubridores y conquistadores, el sustituto del Almirante como jefe de la Española, el Comendador de Lares, Nicolás de Ovando.

Quien más tarde habría de convertirse en célebre defensor de los nativos del Nuevo Mundo, llegó como simple seglar. Aquí, tal vez, fue signado por el Espíritu Santo para seguir las huellas de los frailes de la Orden de los Predicadores (OP), Antón de Montesinos y Pedro de Córdova.

Pero Las Casas contradice la versión puesta a correr por Fernández de Oviedo en su prolija historia del proceso de la adscripción de estas tierras a las cuentas de la cultura europea. Lo desdice en lo tocante al origen de la capital de la Colonia.

Fernández de Oviedo echó toda su vida en Santo Domingo, a donde llegó para regir el fortín de defensa de la ciudad. Aquí hizo familia y sembró descendencia seguible por los nombres de pila y familiar, por varias generaciones ulteriores.

Sin embargo, Las Casas replantea tanto lo de la fecha como las causales del origen de Santo Domingo.
Los aborígenes, escribió el sacerdote dominico, repudiaban a los españoles. Por consiguiente, poca credibilidad se encuentra en la versión de que la cacica Catalina le pidiese a Miguel Díaz buscar a los españoles de la Isabela para asentarlos en sus dominios, en las orillas del río Ozama.

Acepta Las Casas lo escrito por Fernández de Oviedo, de que la mujer se rindiese ante Díaz, pues no solamente ella, sino muchas otras aborígenes sentían atracción por esos hombres extraños.
De ahí a aceptar que la mujer a la cual Miguel cristianizó bautizándola Catalina, sin embargo, existía una distancia que Las Casas no acepta.

También puso reparos a la fecha de fundación escrita por Fernández de Oviedo. El historiador y naturalista de la isla, fija el 4 de agosto de 1494 como propia del establecimiento de la población.
Rechazó el sacerdote dominico, por igual, la versión del abandono de Miguel Díaz del poblado de la Isabela, motivado por una pelea durante la cual hirió a uno de los pobladores.

Al cotejar fechas sobre la llegada de Bartolomé Colón y su encuentro con su hermano el Descubridor, destaca Las Casas la imposibilidad de que para agosto de 1494 se trasladase al Sur de la isla.

Por el contrario, el padre Las Casas entiende que el propio Almirante designó a Francisco Garay y a Díaz para explorar en sentido diagonal desde la Isabela hacia el Sureste.

Conforme el sacerdote, al Almirante le habían informado de ríos con oro aluvional hacia esa dirección, y por ello mandó a esos dos emisarios.

Confiesa que aunque vivió en el Santo Domingo trasladado por Ovando desde la parte oriental de las riberas del Ozama hacia la parte occidental, nunca prestó atención a las informaciones sobre el asentamiento inicial de la población.

Es Fernández de Oviedo quien escribió la versión del herido de la Isabela, la huida de Díaz y su relación con la cacica del Ozama. Además, fijó el 4 de agosto de 1494, como la fecha de fundación, día de Santo Domingo de Guzmán.

Ofreció dos datos adicionales. Era domingo ese día de ese año, y el padre de los Colón se llamaba Domingo.

En nota a pie de página, la edición de la historia de Santo Domingo de Samuel Nemesio de Moya, destaca otro aspecto de la imposibilidad de que la organización del villorio comenzase en la fecha escrita por Fernández de Oviedo.

El Almirante Don Cristóbal Colón salió del puerto de Palos de Moguer el miércoles 3 de agosto de 1492. Dos años después, el 4 de agosto no pudo ser domingo, por consiguiente. Esto,en adición a las observaciones ya dichas, hechas, en pleno siglo XVI, por el padre Las Casas.

¿En qué fecha de agosto, de 1494 o de 1496, se inició el asentamiento de Santo Domingo? Esta información requiere nuevas investigaciones.