Vigilio Díaz Grullón Maestro del cuento



Virgilio Díaz Grullón, escritor homenajeado por la XXII Feria Internacional del Libro Santo Domingo 2019, está considerado por la crítica literario como el mejor cuentista dominicano de lo sicológico.
La necesidad es darlo a conocer como el principal exponente del cuento psicológico dominicano, debido a que nadie como él, ha tenido la profundidad y maestría en el manejo de los factores temperamentales y de personalidad de sus protagonistas.

Es fuera de debate su condición de ser uno de los mejores exponentes de la literatura dominicana en el género de cuentos.
Su obra abarca desde la narración de escenario urbano y de clase media hasta la temática psicológica, pasando por el cuento fantástico clásico y la crítica social.

¿Cómo escribía Virgilio Díaz Grullón para merecer este y los otros homenajes que ha recibido?
Veamos un fragmento de Viaje al microcosmos:

“El hecho de que tuvo que abrirle un agujero adicional al cinturón para poder ceñírselo no le pareció extraño. Tampoco el comprobar que los ruedos de los pantalones le cubrían enteramente los zapatos.

ero cuando no pudo alcanzar el tramo superior del armario donde guardaba sus camisas, se dio cuenta al fin de que había comenzado a disminuir de tamaño. Su reducción se verificó en forma absolutamente proporcionada y sus miembros, al empequeñecerse paulatinamente, guardaron siempre una relación armónica entre ellos.

Transcurrida la primera semana tenía ya la estatura de un niño de tres años. Al cabo de la segunda no levantaba más de cinco centímetros del suelo y a la tercera ya había desaparecido totalmente de la vista de los demás y se adentraba en la región inusitada de la vida microscópica”.

Exponente

Díaz Grullón es uno de los más altos exponentes de la literatura dominicana en el género de cuentos, muchos de los cuales han sido traducidos al inglés, francés y portugués, apareciendo en numerosas antologías, por lo que el homenaje que le rinde la 22 Feria del Libro, va a contribuir, con la difusión de sus obras y su biografía, al conocimiento de su estética narrativa.

Su obra fue altamente reconocida y premiada, pudiéndose reseñar como los más importantes galardones obtenidos los de Premio Nacional de Cuento en 1958 con Un día cualquiera, finalista del concurso de Autores Hispanoamericanos del Instituto de Cultura Hispánica de Madrid por el cuento Edipo.

En 1977 obtuvo el Premio Anual de Novela Manuel de Jesús Galván por Los algarrobos también sueñan y en 1997 recibió el ambicionado Premio Nacional de Literatura.

Es hijo del poeta Virgilio Díaz Ordóñez, (más conocido como Ligio Vizardi), de quien reivindica la carrera de la poética criolla y de Ana Virginia Grullón, cursó sus primeros estudios en Santiago de los Caballeros.

Fue comprometido y visionario como novelista social en Los algarrobos crítica a Trujillo y reivindicó los fracasados intentos de oposición armada e ideológica a su dictadura.