Vision turistica



Torres, diálogos y acuerdo
La construcción en Macao de las dos torres de la cadena hotelera mexicana Palace Resort dio el primer palazo para la construcción del Moon Palace Punta Cana, por parte del Grupo Azteca Grupo Palace Resort, ha generado, a nuestro modo de ver por una inadecuada comunicación entre las partes, un innecesario e inoportuno enfrentamiento entre el Ministerio de Turismo y Asonahores y AsohoEste, y respecto del cual tenemos la convicción que habrá una pronta solución. Tenemos el convencimiento de que esta falta de comunicación y radicalización de posiciones será superada en el curso de los días por venir.

La inversión de la familia Chapur, de 600 millones de dólares –, implica la construcción de 2,149 habitaciones, está llamado a crear más de 4 mil nuevos empleos fijos y proyecta atraer 250 mil turistas cada año, se apoya en la aprobación del master plan de desarrollo turístico, autorizada en 2007 por el Ministerio de Turismo, cuando era el titular Felucho Jiménez.
Se trata de dos torres de 18 pisos, con 70 por ciento de las habitaciones con vista al mar; 17 restaurantes, siete bares, centros de convenciones, parque acuático y campos de golf, situadas a 500 metros de la playa, de acuerdo con lo establecido en ese master plan de desarrollo. Así operan en Cancun,sin impacto negativo en el medio ambiente. No es la primera vez que se construyen torres en la zona del Este.

No debe ser la primera vez en que las partes involucradas, no desarrollen un dialogo directo, no en los medios, no por medio de intervenciones personales cada quien por su lado.

Nadie duda que el modelo desarrollado en Punta Cana sea ejemplar y exitoso. No quiere decir eso que sea el único modelo ejemplar y exitoso.
Se deben escuchar y debatir las posiciones de quienes se oponen y dar con una salida iluminada por la racionalidad.

El tema debe ser despojado de radicalidad. El tema de be ser despojado de pasiones personales y ser referido a lo institucional y a los hechos.

Debe ser abordado con transparencia. La inversión viene de parte de una familia mexicana hotelera que tiene criterios y una experiencia muy exitosa en su país.

Ese grupo invitó a un grupo de periodista y ejecutivos de medios a conocer en la practica su ejercicio hotelero, entre los cuales yo no estuve, lo que no me impide plantear mi postura de llamado al dialogo, sin compromiso alguno.

Falta comunicación adecuada y respetuosa. Que ella sea.