Articulistas Opinión

Voces y ecos

Voces y ecos

Rafael Peralta Romero

Valorando a Pedro Mir

Mediante una excelente alianza del Banco de Reservas y el Archivo General de la Nación, han sido publicados cuatro tomos de las Obras Completas de Pedro Mir. Se estima que serán diez volúmenes los que recogerán lo producido por el meritorio escritor, nacido en San Pedro de Macorís en 1913 y fallecido en Santo Domingo en 2000.

A diferencia de la percepción más generalizada, que lo ubica solo como poeta, Pedro Mir ha sido un pleno profesional de la palabra y el pensamiento. Su obra como prosista, aunque no justamente valorada, supera en volumen y en calidad su creación poética, situada en lugar privilegiado del parnaso nacional.

Para algunos, Mir es solo autor de “Hay un país en el mundo”. Este poema ha sido ampliamente declamado por grupos de poesía de coreada. Los cuerpos represivos del Gobierno de los 12 Años contribuyeron a la fama de sus versos, porque solían interrumpir con violencia la presentación. Y eso era noticia.

La poesía de Mir está contenida en el primer tomo, junto a textos de gran trascendencia como “Contracanto a Walt Whitman”, “Seis momentos de esperanza”, “Amén de mariposas”, “Viaje a la muchedumbre”, “Poemas de amor y a veces de fantasía”, “El huracán Neruda”, “Concierto de esperanza” y otros textos de gran valía.

Los cuatro tomos fueron presentados el pasado 26 de octubre, en el Centro Cultural Banreservas, con la participación de ejecutivos del Reservas y el Archivo. La compilación incluye prosa, poesía, narrativa, periodismo e historia. La atinada iniciativa se corresponde con el festejo del 81 aniversario del poderoso banco estatal.

Wilson Rodríguez, director general de Comunicaciones del Banco, e Izaskun Herrojo, del AGN, encabezaron el acto, junto al historiador Juan Daniel Balcácer, coordinador de las ediciones, y Mijaíl Peralta, director del Centro Cultural. El poeta Basilio Belliard evaluó la trayectoria poética del bardo y Celeste Mir agradeció en representación de su familia.

El administrador general del Banco, Samuel Pereyra, valoró la labor de Mir y manifestó el orgullo que siente la institución por participar de esta iniciativa. Ponderó los “…indiscutibles méritos literarios y su variado e interesante contenido, no solo en el ámbito de la poesía, sino en el área de la investigación histórica, la estética, el ensayo y la narrativa”.

Estas publicaciones constituyen una redimensión del escritor Pedro Mir. Su obra ensayística, sobre todo en el campo histórico, representa un valioso legado a la historiografía nacional. Ahora muchos podrán conocer al Pedro Mir de “El gran incendio” y de “La noción de período en la historia dominicana”. Será visto como historiador, incluso por los historiadores.

Rafael Peralta Romero

Rafael Peralta Romero