¿Voto automatizado o manual?



Faltando 83 días para la celebración de las elecciones municipales del 16 de febrero del 2020, aún no se sabe el sistema de votación que utilizará la Junta Central Electoral (JCE) para los más de 7,3 millones de electores.

El organismo electoral no ha logrado consenso con los partidos para la utilización del voto automatizado, el cual fue usado en forma de prueba en las primarias del pasado 6 de octubre, evento en donde los dos principales partidos políticos escogieron a sus candidatos a cargos electivos.

Aunque su utilización no fue en elecciones nacionales, por ser la primera vez que éste sistema se emplea en el país, las votaciones originaron una serie de características, emociones y particularidades que involucraron a toda la nación.
Nunca en la historia del país unas elecciones habían pasado de manera tan tranquila, rápido y organizadas (con pequeños inconvenientes), con resultados parciales donde ya se sabían los ganadores en apenas horas.

Sin embargo, las denuncias de fraude del expresidente Leonel Fernández y ex precandidato a la presidencia del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) sembraron las dudas en los resultados.

Fernández exigió a la Junta Central Electoral (JCE) una auditoria a los equipos usados en las elecciones ya que, según él, se le había introducido un algoritmo que afectó parte del proceso, y los resultados dieron la victoria a su contrincante Gonzalo Castillo.

Desde siempre, las elecciones han sido el método ideal en los países democráticos para elegir a las autoridades de la nación, pero el sistema tradicional de votación de manera manual, juntamente con las denuncias de irregularidades, han provocado que cada día menos personas asistan a las urnas, por lo que se creó este método de escogencia.

El voto automatizado surge ante la necesidad de facilitar y transparentar el proceso de votación a los ciudadanos y porque no se entiende que en plena era digital, aún las elecciones sean un proceso tan tedioso, inseguro y poco confiable.

¿Cuál de los dos?

Aunque en el país aún se usa el término voto electrónico, como sinónimo de voto automatizado, hay una diferencia básica que lo hace distinto. El voto automatizado emite un comprobante físico y realiza un conteo digital del proceso. Ya que hay un comprobante impreso las personas pueden verificar que su elección de los candidatos fue la correcta.

Sin embargo, en el voto electrónico todos los procesos son digitales y no se emite comprobante.

Lo positivo

Las ventajas del voto electrónico, comparado con el manual, son muy significativas, siempre y cuando las personas manejen a cabalidad esta tecnología.

Con el voto electrónico hay una mayor rapidez en la votación, en el conteo, en la verificación y en dar los resultados.
Hay también una mejor seguridad, en ciertos parámetros. Es decir no se hablará de robo de urnas, de la aparición de más boletas que votantes o de compra de votos. Además, se experimenta una mejora significativa en la precisión a la hora de ofrecer los resultados.

Y se manejará de manera más eficiente los resultados en sistemas electorales complejos, en donde se requieren procedimientos de conteo laboriosos, por la cantidad partidos y candidatos involucrados en el sistema electoral dominicano.
Otras de las ventajas es la trasparencia, pues se eliminan los errores humanos involuntarios.

Es bueno mencionar que todas estas y otras ventajas originan que una mayor participación de personas se dé cita a votar, por lo cual habrá un aumento en el número de electores.

Las cosas negativas

Para muchos, el voto automatizado presenta serias vulnerabilidades que afectan directamente derechos como la privacidad, la seguridad o la protección de datos personales, ya que el software (conjunto de programas y rutinas que permiten a la computadora realizar determinadas tareas) que se utiliza durante el sufragio almacena los datos de las personas que votan y estos podrían ser usados con determinados propósitos.

El costo de elecciones de este tipo será mayor, pues se necesitan otros requerimientos de equipos de alta tecnología, e infraestructuras con otras características, suministro de energía eléctrica permanente, un personal más preparado, una campaña de educación más prolongada.

Otros problemas a tener en cuenta son la gran dependencia que tendrá la Junta Central Electoral, del proveedor de la tecnología que se usara en las elecciones.

Habrá un mayor riesgo de alteración por parte de personal interno con acceso privilegiado al sistema, o de los delincuentes informáticos (hackers) ajenos al mismo a la hora de que se esté conectado a una red.

Pero quizás la mayor desventaja que tiene este sistema de votación, como ha ocurrido en otros países, es la desconfianza de una población poco instruida sobre el tema que considera que al voto electrónico es hermético y poco entendible.

Voto manual

Cuando hablamos de voto manual nos referimos al sistema en donde un individuo después de identificarse en un centro de votación, a la hora de sufragar se le entrega una boleta en donde elegirá y marcará (con un tipo de marcador) dentro de las opciones de selección, y luego la depositará en una urna, y este proceso es contabilizado de manera manual por los encargados de la mesa.

Otros países

Llama sobre manera la atención que en la era de la globalización y la tecnología son muy pocos los países que han implementado el voto electrónico o automatizado.

Hasta el día de hoy solo la India, Brasil y Venezuela utilizan el voto electrónico en la totalidad de su territorio.
Otras naciones como Francia, Argentina, Perú, México, Canadá o Estados Unidos utilizan este sistema solamente en algunas zonas del país, es decir el sistema de votación tecnológico solo se usa en algunos territorios.

La falta de seguridad del sistema en esta forma de elecciones ha llevado a que muchas naciones lo rechacen.
Países como el Reino Unido, Italia, Holanda y Alemania, aunque han usado una modalidad de voto electrónico, aún no se han decidido a implantarlo de manera definitiva.

En Holanda, por ejemplo, el voto electrónico está permitido desde 1965, y aunque se ha usado de diferentes maneras, en 2008 se volvió al voto tradicional (lápiz y papel para contar votos) por miedo a fallos en el sistema de votación.

¿Esta RD preparada?

“Mira, ya la República Dominicana dio el paso y nuestros informes de observación electoral registran que los elementos más fundamentales para el funcionamiento de voto automatizado en el país se cumplieron”, expreso Carlos Pimentel, director ejecutivo de Participación Ciudadana, refiriéndose al pasado proceso de primarias internas del 6 de octubre.
“Lo primero es que nuestros informes registran que no hubo dificultades con relación al tema del acceso a las fuentes de energía, o sea, los equipos funcionaron porque hubo energía”, agregó Pimentel.

Explicó que el segundo elemento preocupante era la conectividad, pero esta preocupación se disipó en el transcurso del proceso ya que no hubo problema de conectividad. Los equipos se conectaron a la red sin ninguna dificultad.

“¿Qué falto?, ¿qué era importante hacer? Por eso Participación Ciudadana recomendó con mucho tiempo, en marzo de este año que era necesario hacer una auditoría, porque la auditoría podía revestir el sistema de mucho más confianza y credibilidad. Lamentablemente eso no se hizo y eso ha generado todo los cuestionamientos que tuvo el sistema”, enfatizo el jurista.

Sobre la pregunta de cómo cree el que serán las próximas elecciones municipales en el país, Carlos Pimentel, dijo que “lo primero es que son los partidos políticos y la Junta que deben decidir si se va a utilizar el voto automatizado o el voto manual, nosotros entendemos que sin una auditoría previa a los equipos será muy difícil que los partidos acepten la posibilidad de implementar los equipos, y para una auditoría lamentablemente el tiempo cada día se hace más corto”.

 

 

14-15_Actualidad_06_2,p01

STO02. SANTO DOMINGO (REPÚBLICA DOMINICANA), 06/10/2019.- Una mujer vota en las elecciones primarias, este domingo, en Santo Domingo (República Dominicana). EFE/ Orlando Barría
STO02. SANTO DOMINGO (REPÚBLICA DOMINICANA), 06/10/2019.- Una mujer vota en las elecciones primarias, este domingo, en Santo Domingo (República Dominicana). EFE/ Orlando Barría