Zapatos sostenibles y veganos con aroma a café



El veganismo está de moda y, contrario a la creencia popular, no se trata únicamente de una postura que rechaza la carne y subproductos animales por un tema de respeto al medioambiente, sostenibilidad y otras convicciones.

No. Resulta que el veganismo es todo un estilo de vida que va más allá de la comida para incluir productos de uso cotidiano como jabones y shampoo, muebles y hasta ropa, desde la camisa hasta los zapatos.

En honor a este estilo de vida -que por lo general se asocia a la sostenibilidad, aun cuando se ha demostrado que no necesariamente le hace un favor al medioambiente- aparecen propuestas como las zapatillas deportivas veganas de nat-2, una marca alemana de zapatos contemporáneos e innovadores que integra lujo y tecnología en cada una de sus creaciones.

En un esfuerzo loable de sostenibilidad, nat-2 introdujo hace unas semanas su “Coffee Line”, zapatillas deportivas -llamadas comúnmente “tenis” en países como República Dominicana- que están hechas a base café reciclado (grano y planta) y botellas plásticas igualmente recicladas.

El resultado es un calzado ecológico, totalmente vegano, con aroma natural a café y un aspecto que se aleja de lo habitual cuando se trata de productos verdes.

Fiel a su concepto de lujo, estos zapatos deportivos están hechos a mano en Italia bajo condiciones de trabajo justas en una facilidad de alta tecnología poseída y operada por una familia. El resultado de tanta delicadeza se refleja en el precio final: 445 dólares el par.

Alrededor del 50 por ciento de los materiales y texturas en la parte superior de los zapatos de la Coffee Line de nat-2 provienen de café reciclado, mientras que los detalles que asemejan cuero napa o gamuza son el resultado de botellas PET (polietileno teraftalato) recicladas. Para completar, la suela está hecha de goma, el interior es corcho y todo está unido por pegamento base agua.

¿Qué les parece esta idea? ¿Una inversión que vale la pena, o que quizás sucumba en medio de una lluvia? Hay muchas otras formas de ser sostenibles y contribuir al medioambiente más allá de accesorios que a la clara buscan aprovechar una tendencia o una moda.

Hacer un uso consciente de plásticos, busca la forma de reutilizar, apoyar alternativas biodegradables, desechar los desperdicios correctamente y hacer un esfuerzo por llevar adelante el mensaje de la sostenibilidad son formas en que se apoyan un futuro verde.

Igualmente se cuenta entre las iniciativas aquella que busca reducir el consumo y producción de carne, actualmente dividido en tres grandes áreas: proteína basada en plantas, carne “limpia” de laboratorio y aprovechamiento de insectos.