Agricultura propone pacto público-privado para aprovechar las oportunidades del DR-Cafta



 

 

 

SANTO DOMINGO.- El ministro de Agricultura, Luis Ramón Rodríguez, consideró que el sector productivo privado debe convertirse en un aliado estratégico del Estado, a fin de aprovechar al máximo las oportunidades que brindan al país el tratado de libre comercio DR-Cafta.

En ese sentido, Rodríguez propuso la creación de un gran pacto público-privado para diseñar las políticas y programas necesarios para emprender, en el menor tiempo posible, el camino hacia la diversificación productiva del sector agropecuario, como única ruta de alcanzar la competitividad y el bienestar de los pobres rurales del país.

El funcionario hizo la propuesta al dictar una conferencia magistral en la Cámara Americana de Comercio (Amcham), sobre el DR-Cafta como plataforma para el desarrollo del sector agropecuario de la República Dominicana.

En la actividad, el Ministro de Agricultura estuvo acompañado por los viceministros Luis Yangüela, de Producción; Agnes Cishek, de Planificación; Ismael Cruz, de Desarrollo Rural, y Luis Gutiérrez, Administrativo, así como también el asesor agrícola del Poder Ejecutivo, Carlos Segura Foster, entre otros funcionarios.

En el almuerzo de octubre de la cámara, participaron el ministro de Industria y Comercio, José del Castillo Saviñón; el presidente de la institución, Máximo Vidal; el empresario Julio Brache y el agregado agrícola de Estados Unidos, Morgan Perkíns entre otros hombres de empresas y líderes del sector agropecuario.

Rodríguez consideró que la mayoría de las organizaciones de productores del país tendrá que someterse a un profundo proceso de fortalecimiento para que puedan participar de manera activa en las negociaciones que deberán producirse para materializar los cambios en el sector.

Dijo que corresponde al Estado promover la diversificación productiva y el financiamiento; invertir en infraestructura; mejorar la competitividad; fortalecer los sistemas sanitarios y epidemiológicos; los sistemas de información y articulación de los mercados, y mejorar la logística de exportación.

Rodríguez hizo un recuento histórico de las causas estructurales que por mucho tiempo mantuvieron constreñido el desarrollo del sector agropecuario dominicano, y citó las importantes reformas que se iniciaron a partir de la década los años 90, orientadas a elevar la competitividad de la economía y a lograr una mayor participación en los mercados internacionales, incluyendo las negociaciones con Estados Unidos y Centroamérica sobre el acuerdo de libre comercio conocido como DR-Cafta.

Además de la estimulación, expansión y diversificación del comercio que el país logró a partir de la entrada en vigencia del DR-Cafta, en el 2007, Rodríguez dijo que este acuerdo provee acceso a nuevos mercados de Estados Unidos, principal socio comercial de República Dominicana.

Otras ventajas para el país derivadas del DR-Cafta citadas por el funcionario incluyen la facilitación aduanera; protección de patentes, marcas y secretos comerciales; liberalización de servicios, e introducción de transparencia en la dirección del gobierno y la corrupción.

Además, crea el tercer mercado más grande de exportación para Estados Unidos en Latinoamérica y el quinceavo en el mundo, lo que representa para el país acceso libre de aranceles del 97 por ciento de todas las líneas arancelarias a un mercado de más de 300 millones de personas.

“Para el sector agropecuario dominicano el DR-Cafta representa la reducción a cero de los aranceles a todas las materias primas; una reducción de los precios de insumos, equipos y maquinarias, así como la inclusión de contingentes arancelarios y el establecimiento de Salvaguardias Agrícolas Especiales para algunos productos sensibles”, aseguró Rodríguez.

ALIANZA ESTRATÉGICA

Sobre su propuesta a los sectores productivos privados para formalizar un gran pacto público-privado, Rodríguez planteó la necesidad de aprovechar las oportunidades del DR-Cafta mediante el uso de innovaciones tecnológicas; atención al entorno nacional e internacional, y el uso de esfuerzos conjuntos para desarrollar las estrategias más efectivas en las cadenas productivas y su articulación con los mercados.

En ese sentido, dijo que el gobierno del presidente Danilo Medina ejecuta un programa de financiamiento donde participan el Banco Agrícola, el FEDA y el Banco Nacional de la Vivienda y Fomento.

Citó, además, el fomento a la agroplasticultura o producción bajo ambiente controlado; la promoción de las buenas prácticas agrícolas y de manufactura, y de la nueva Ley de Modernización de Inocuidad de los Alimentos (FSMA) de los Estados Unidos.

También, la ejecución del Programa Piloto sobre Vigilancia y Monitoreo de Residuos de Plaguicidas; Manejo Integrado de la Mosca de la Fruta Caribeña, así como control y erradicación de las principales enfermedades de notificación obligatoria, entre otros.

Aclaró que los sectores deben acudir al pacto dejando atrás las antiguas quejas; vislumbrando las oportunidades del DR-Cafta, y emprendiendo las acciones necesarias para potencializar las capacidades del país, que lo han llevado a ser la economía de mayor crecimiento de América Latina en los últimos 20 años; la sétima de la región y la segunda de Centro América y el Caribe.