Articulistas

Arte nacional

Arte nacional

Joseph Caceres

Volvieron los aplausos

El espectáculo y el entretenimiento ha sido la actividad más golpeada por las restricciones impuestas por la pandemia.

El toque de queda, la limitación en las aglomeraciones, y la prohibición de las fiestas llevaron a la quiebra, al cierre y a la desaparición de establecimientos de entretenimiento, restaurantes, empresas de espectáculos, de luces, sonido, agrupaciones musicales, teatros, que tuvieron amplio auge antes de la pandemia.

Por suerte se ve una luz al final del túnel a juzgar por el entusiasmo y el apoyo que la gente le está dando a las actividades  que se han emprendido.

La primera fiesta de la discoteca Jet Set que se anuncia con la orquesta de Héctor Acosta fue vendida con varios días de antelación, y el anunciado concierto de Raulín Rosendo en Hard Rock Café ha sido propuesto por partida doble, debido a que la primera función se vendió por completo con anticipación.

La cartelera con artistas internacionales se ha activado con exitosas presentaciones,  que han dejado atrás la estela fatídica del pasado reciente.

El teatro ha vuelto a escena, en tanto que el turismo en los hoteles se ha incrementado  de una manera sorprendente.

Se evidencia que hemos retornado, y que no hemos perdido nuestra condición de pueblo alegre, lo cual ha sido siempre una de las peculiaridades que nos distinguen y caracterizan.

Los que trabajamos en el mundo del arte y el entretenimiento debemos sentirnos regocijados de que así sea.

Y es que nuestra razón de ser, en lo social y profesional, va muy vinculado a esa característica esencial del dominicano.

Ha retornado el entusiasmo y volvieron los aplausos.

Por: Joseph Cáceres

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos