Articulistas

Arte nacional: El fenómeno Manny Cruz

Arte nacional: El fenómeno Manny Cruz

Joseph Caceres

Por: Joseph Caceres
josephcaceres.net

No pasa un día en que no se discuta el tema sobre la situación del merengue.

Se argumenta que está en crisis y dejó de ser el género musical de preferencia de las mayorías a raíz de la impronta de la denominada música urbana.

No han faltado los que le han levantado certificado de defunción.

Se originan discusiones, cónclaves, seminarios, talleres, conferencias, que vienen y van, con los teóricos hablando plepla, sin que nadie se ponga de acuerdo.

Argumentos  en muchos casos triviales que pretenden ser oráculos de Heráclito de Éfeso, cuando ni siquiera llegan a  premoniciones de pitonisas de aposentos.

Pienso que el merengue no está en crisis.

Quienes lo están son algunos merengueros, incapaces de asimilar y articularse en las nuevas corrientes y tendencias prevalecientes en estos tiempos.

Vean como Manny Cruz ha emergido como una figura potable en el merengue, personificando el necesario relevo en el género, dándole un mentís a los vocingleros que proclaman la obsolescencia de las líricas sanas y el accionar decente en el arte, porque hoy día lo que predomina (y da fama y fortuna) es lo impúdico, lo inmoral, la promoción de  antivalores.

Manny Cruz está demostrando que sí se puede transitar sobre el lodazal, sin ensuciarse los pies, con decencia, fomentando valores (morales, sociales)  y tener éxito.

Lo hizo este fin de semana con el formidable espectáculo presentado en el teatro La Fiesta del hotel Jaragua, donde por primera vez un artista de sus características logra llenar el aforo de la sala durante tres noches consecutivas.

Un trabajo con un desempeño excelente, donde hay que reconocer  los créditos la producción de Alberto Zayas, quien ha sido productor de Premio Soberano, y que esta vez con Manny Cruz ha vuelto a lucirse con una puesta en escena fuera de serie, que es lo mejor que en lo que de año se ha presentado, y que difícilmente pueda ser superado.

Apuesto “peso a moriqueta” a lo difícil de superar esta propuesta.

Manny estuvo experimentado con otros géneros. Sin embargo el merengue es lo que le ha sustentado, a un nivel tal, que las grandes marcas y casas comerciales, lo han asimilado para sus campañas publicitarias.

Es el merenguero de este tiempo. Un verdadero fenómeno, que hacía tiempo no se veía en el parnaso. Así que recojan los “wawawa” que se creen los dueños de la preferencia del público, y menosprecian a los llamados “popis”.

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos