Atribuyen auge delincuencia en barrios Santiago a la tolerancia de la Policía

http://img1.elnacional.com.do/image/article/116/209x400/0/A59ED6D0-23C0-4AC0-AE65-52D123CAD56A.jpeg


SANTIAGO.- “¡¿Y aquí hay policía?!”, seguido de carcajadas,  fue la respuesta del señor Manuel Taveras, residente en el sector Nibaje de esta ciudad, al ser abordado con relación al trabajo que está realizando esta autoridad del orden aquí.

Según el señor, los agentes policiales no están trabajando como deberían y como evidencia de esto trajo a colación que los delincuentes andan en las calles y los hombres decentes y de trabajo son quienes van a la cárcel, sostuvo.

El ciudadano atribuyó esa situación al mal salario que reciben estos empleados públicos, y en este sentido calificó a los policías como “armados pero con hambre”.

Y no muy alejado de la opinión del señor Taveras se encuentra Juan Delmonte,  residente en La Otra Banda y quien por cierto tiene un puesto de comida rápida próximo al destacamento  policial de ese barrio, el señor dijo que se encuentra aún más inseguro por estar cerca del departamento policial. “no tengo confianza en ellos” sostuvo.

Asimismo coincidió con otros abordados al decir que no son los delincuentes quienes van a las cárceles sino gente decente que por algún motivo circundan la zona cuando estos agentes realizan sus redadas que por cierto algunos calificaron como inadecuadas y desordenadas.

Otros como el señor Manuel Rodríguez, residente en el sector Bella Vista mostró su indignación desde que escuchó hablar de la Policía. En este sentido dijo que “estoy cansado de hablar de lo mismo y no hacen caso, siempre es igual, la Policía no hace lo que tiene que hacer”, puntualizó.

De igual modo expresó que existe parcialidad en esta entidad al decir que cuando se trata de casos en que las víctimas son personas que pertenecen a un estatus social más alto que los residentes en los barrios de esta ciudad, “el caso se esclarece rápidamente y como si pareciera magia se atrapan a los delincuentes”.

El señor Ramón Lantigua, residente en el barrio Nibaje, se atrevió a ser más específico y en porcentaje valoró que en su opinión, en un 25% la Policía está cumpliendo con su rol en esta ciudad, mientras que Carlos Peralta estimó que en un 90% la Policía no lleva a la cárcel a los verdaderos delincuentes, por lo que calificó las acciones de estos agentes como inadecuadas y poco efectivas.

Sobre el tema también se refirió el señor Juan García del barrio Pekín de aquí, quien sostuvo que el problema con esta entidad radica en que los primeros que no cumplen las leyes son ellos y por eso han perdido el respeto y credibilidad de la ciudadanía  manifestó.

Versión policial

De su lado, el coronel Antonio Calvo Pérez, vocero del comando Regional Cibao Central dijo que la Policía está haciendo el trabajo preventivo en los distintos barrios de esta ciudad con la finalidad de fortalecer los nexos de seguridad ciudadana aquí.

Informó que se han iniciado operativos de patrullaje en distintos sectores de esta ciudad, así como en otras regiones aledañas como Bonao, Moca, La Vega y Navarrete, con la finalidad de contrarestar la delincuencia y disminuir los actos delictivos en estos lugares.

En relación a la percepción que tiene la ciudadanía sobre el trabajo que realiza esta entidad, lo atribuyó a los hechos aislados que acontecen en algunos barrios que según dijo provocan que los residentes de aquí tengan una percepción errónea de la realidad.

Asimismo sostuvo que existen personas que se dejan llevar por los comentarios que escuchan cuando regresan de sus respectivos trabajos y que sin confirmar los hechos difunden que existe inseguridad en la población, pero no por sus vivencias, sino por las opiniones de otros, por lo que indicó que tal inseguridad es producto de opiniones no comprobadas.

El coronel ratificó que la policía está realizando trabajos preventivos en beneficio de los residentes en esta ciudad.

Seguridad

Ese es el principal problema en la República Dominicana, ya que la gente no se siente segura en las calles.

El tráfico de drogas y el creciente microtráfico es otra de la causa del crecimiento del índice de criminalidad.