Primera Fila

Balance

Balance

Milagros German

La Feria del Libro tuvo luces y sombras. Es posible que las luces no sean tan brillantes como se alega, pero que tampoco las sombras sean tan oscuras como aducen los críticos. Para evaluar el evento con objetividad hay que ponderar muchos factores.

La pérdida de interés por el libro impreso, la desaparición de librerías, la crisis económica y los aguaceros incidieron en los problemas que pudo afrontar en la feria. Por supuesto también hay que ponderar los elementos administrativos, como el retraso de los primeros días en la instalación de las casetas.

Sin embargo la feria contó con una masiva asistencia de estudiantes y público joven.

Como en otros eventos la preferencia de los visitantes fue por obras de autoayuda. Si no fue el resonante éxito que alega la ministra de Cultura, Milagros Germán, tampoco fue el fracaso que aducen los críticos.

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos